Un grave hecho ocurrió en Paraná. Fue luego de que un grupo de niños, que estaba arrojando piedras, dañaron el parabrisas de un vehículo. Ocurrió en las inmediaciones del Túnel Subfluvial.

Inmediatamente, dos jóvenes a bordo de un Volkswagen Fox frenaron a un patrullero de la Policía, e informaron a los efectivos del hecho. Transcurridos unos minutos, la Policía localizó a los menores.

Los niños explicaron que fue “sin querer”, y dañaron el vehículo. Asimismo, manifestaron temor porque los sujetos “los estaban siguiendo”.

Los efectivos dieron una vuelta por el lugar, y en calle Gómez del Río, entre los Constituyentes y Ayacucho, encontraron el vehículo en cuestión y lo hicieron frenar. En ese momento, salió un niño de 12 años corriendo de la parte trasera del vehículo.

El menor contó que sus ocupantes “lo golpearon y lo subieron por la fuerza” al rodado, según informaron fuentes policiales. Fue luego de que sus amigos habían dañado el parabrisas.

El fiscal en turno dispuso la detención del conductor del auto, de 19 años, y su traslado a la Alcaidía de Tribunales. Asimismo, su acompañante, de 17 años, fue llevado a Minoridad. Además se secuestró el vehículo.