Un diluvio azotó a la capital provincia pasadas las 8:30, el agua tomó por sorpresa a todos y causó severos daños en diferentes puntos de la ciudad. Lo más preocupante fue la situación que se generó en algunas escuelas donde el agua ingresó a las aulas y provocó daños en las estructuras.

La Escuela del Centenario fue una de las más afectadas, el agua inundó algunas aulas y provocó el desprendimiento de mamposterías. El hecho dejó en evidencia el mal estado edilicio y la falta de mantenimiento. PHM compartió imágenes del momento exacto donde el agua ingresaba al interior de la institución por los techos.

Las escuelas Scalabrini Ortíz y la Bazán y Bustos también se vieron afectadas por la tormenta de agua y viento que duró aproximadamente 45 minutos, en los videos compartidos se puede ver como el agua caía a modo “de catarata” por los ventilados de techo ubicados en las aulas.