El femicidio de Noelia Soledad Almada ocurrido en Victoria causó conmoción en toda la sociedad, no sólo por ser el primero del año en la provincia sino también porque se supo que la víctima había realizado cinco denuncias por violencia de género contra Claudio Paera. El viernes pasado el Juzgado de Familia y la Comisaría del Menor de Victoria notificó al agresor de una medida de exclusión del hogar por lo que no podía acercarse a Almada. La víctima por su parte había recibido el botón de pánico.

Sin embargo ninguna de las medidas fue suficiente para evitar que Paera se acercara a la casa de Almada y la atacara a puñaladas con un arma blanca hasta matarla. Según informó ElOnce, cuando la policía llegó hasta la vivienda, el agresor tenía el papel del Juzgado en su billetera. Se presume que la restricción de acercamiento impuesta por la justicia, habría sido el motivo que desencadenó la pelea entre la pareja.

La víctima, de 33 años, era madre de dos hijos con una pareja anterior a Paera. Por su parte, la fiscal Flavia Villanueva, que quedó a cargo de la causa, ordenó la extracción de sangre del femicida y ordenó que quedara detenido y bajo custodia policial. Actualmente se encuentra internado en el hospital San Martín de la capital entrerriana luego de haberse autolesionado tras atacar a su pareja.