El pasado jueves, Micaela, de 14 años, no volvió a su casa. Tras una discusión con su novio, intentó agredirlo. Al ser reprendida por su madre, la adolescente dijo que se iría a la casa de su papá, a quien llamó para anunciarle que iría.

Transcurrió un tiempo y al ver que su hija no llegaba, el hombre llamó a su ex pareja, y en ese momento la madre hizo la denuncia. El pasado jueves, Radio Casilda FM 91.1 informó que Micaela había aparecido a medianoche y se encontraba en la Comisaría 1° de la ciudad.