Este domingo, Gabriel Griffa finalizó el segundo mural de Lionel Scaloni en Pujato. En esta ocasión fue convocado por el Presidente del Club Matienzo, Fabián Medicina, para pintar el mural en honor a “Lio” en una de las paredes en la esquina del Club que lo vio nacer.

El artista casildense no se toma respiro alguno, la pasión por el arte, el fútbol y lo social lo arrastra y lo mueve a desplegar toda su energía inmortalizando rostros importantes. Para Griffa, reconocer a los deportistas está muy bien, pero también le mueve lo social y tiene proyectos en carpeta que esperan su turno para salir a la luz. “Está bueno que se reconozca a los deportistas pero a la vez se pueden trabajar otros mensajes llegando también a mas gente”, dice en diálogo con Vía Pérez.

Mural de Lionel Scaloni en Pujato

Al muralista de Casilda le gusta seguir con su estilo, realista o hiperrealista, pero le atrae poder dejar en sus murales mensajes que tengan impacto social. Sin embargo por el momento le falta tiempo para planificar. “Hay muchas cosas que están saliendo sin que yo las busque, cosas que se refieren al deporte y sobre todo el fútbol que también es algo que me apasiona mucho”, dice.

Gabriel Griffa: en dos días se estrenaron dos murales de Lionel Scaloni en Pujato

Griffa fue convocado a pintar un mural en Salto Grande: el de una persona que ya falleció, pero quieren recordarla plasmando su rostro en la tribuna de un club local. Además lo llamaron para pintar otro mural en Carlos Tejedor, Provincia de Buenos Aires: “pintaré a Maradona porque jugó allí un amistoso en el año 1995 y quieren dejar plasmado ese momento. Un poco lo que hice en Totoras ese mismo año”.

Gabriel Griffa se define como una persona sencilla. “Me encanta conocer gente, lugares, pueblitos. Soy de Casilda que es una ciudad chica, donde me crié. Soy muy sencillo y me gustan las cosas muy sencillas: compartir un asado, tomar un mate, o mirar un partido de fútbol”, puntualizó.

Según la Real Academia Española (RAE), una persona sencilla es natural, espontánea, quien obra con llaneza. Muchas veces la clave del éxito está en ser sencillo, sabiendo poner el corazón en lo uno hace para llegar muy lejos. Así es Gabriel Griffa, y así se define: “en ese sentido no tengo demasiados lujos. La gente me acompaña y les gusta lo que hago y quiero poder hacer todo esto durante mucho tiempo mas. Eso para mí es el éxito”, dijo con convicción.