Este jueves, a la madrugada, un grupo de delincuentes ingresó al centro de salud de Cabín 9, y robaron los caños de cobre del aire acondicionado, además, al día siguiente, ingresaron por segunda vez para llevarse caloventores y medicamentos.

En las últimas 48 horas, el centro de salud de Cabín 9 sufrió dos robos. “Es una situación angustiante para todos nosotros porque le ponemos el lomo y venimos a trabajar todos los días. Que unos pocos entren y hagan este daño a algo que le estamos brindando a la población de acá, nos da mucha tristeza y angustia”, lamentó en Cada Día (El Tres), uno de los médicos.

En un primer momento, los médicos no quisieron dar trascendencia al primer robo, y continuaron trabajando con normalidad, pero los delincuentes volvieron a ingresar por la noche, y se llevaron tres caloventores y medicación.

Hoy se pensó cerrar también pero seguimos igual, estamos vacunando contra el coronavirus porque la población lo necesita. Sea como sea tenemos que seguir trabajando”, explicó uno de los médicos.