Cristina Kirchner le respondió a Alberto desde Ensenada: “Perón cazó la lapicera y no la largó más”

Cristina Kirchner realiza un acto homenaje a Juan Domingo Perón
Cristina Kirchner realiza un acto homenaje a Juan Domingo Perón Foto: Instagram

En un homenaje a Juan Domingo Perón, a 48 años de su muerte, Cristina le respondió al presidente por su acto en la CGT. En el mismo momento Martín Guzmán presentó su renuncia.

En medio de una fuerte disputa con Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner encabezó este sábado un acto en el Polideportivo Municipal de Ensenada, localidad que gobierna el kirchnerista Mario Secco. En un nuevo homenaje a Juan Domingo Perón, a 48 años de su muerte, la exmandataria responde al presidente: “Perón cazó la lapicera y no la largó más”

Por su parte, Martín Guzmán, eligió ese momento para presentar su renuncia al ministerio de Economía. La vicepresidenta se enteró del anuncio al finalizar el acto.

La vicepresidenta encabeza un acto en Ensenada
La vicepresidenta encabeza un acto en Ensenada Foto: Instagram

Cristina Kirchner volvió a apelar esta tarde a la figura de la lapicera en la pulseada con Alberto Fernández, llamó al resto del arco político a discutir qué se hace con “la economía bimonetaria, la base de la inflación”.

La vicepresidenta, a poco de empezar el discurso, tomó el guante que le había dejado ayer Alberto Fernández, cuando habló en la CGT. El Presidente había dicho que “el poder no pasa por ver quién tiene la lapicera; el poder pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer”, citando al fundador del justicialismo.

Cristina Kirchner también tomó un libro escrito por Perón. “Conducción política”. Contó que fue un regalo a Néstor Kirchner de Julián Domínguez, el actual ministro de Agro de Alberto Fernández.

Leyó, entonces, Cristina a Perón: “Yo no persuadía a la gente con palabras, yo la persuadí con hechos y ejemplos”.

La vicepresidenta echó entonces mano a la figura de la lapicera, como emblema del ejercicio del poder. “Al llegar a la Secretaría de Trabajo y Previsión cazó la lapicera y no la largó más; entró a firmar, por ejemplo, el estatuto del peón rural; se ganó el odio eterno de la oligarquía; firmó el aguinaldo, las vacaciones, los sindicatos. Se la pasó firmando y firmando”.

¿Por qué fue muy atacado Perón? Porque usaba la lapicera en favor del pueblo”, insistió Cristina Fernández.

La vicepresidenta le responde a Alberto Fernández
La vicepresidenta le responde a Alberto Fernández Foto: Instagram

Tras un breve repaso de la vida de Perón, la vicepresidenta se metió en la dura coyuntura argentina. Habló, de nuevo, de la “necesidad de un gran acuerdo nacional como la economía bimonetaria”.

Su reunión con Carlos Melconian

La vicepresidente contó que Carlos Zanniniel fue el nexo del encuentro que tuvo días atrás con el economista Carlos Melconian. Primero elogió a Zannini. Dijo que, como Procurador del Tesoro, “destrabó el gasoducto Néstor Kirchner” que “estaba atascado en algunos despachos”, sin dar nombres. “Hay funcionarios que funcionan, hoy estoy positiva. Hoy, ¡pum para arriba!”, agregó.

Cristina mostró, entonces, el mensaje que le envió el 2 de junio Zannini, a quien había contactado la empresaria Pía Astori, por intermedio del intendente de Leones, Córdoba, Pipi Francioni. Se le pedía una reunión con Melconián, en representación de la Fundación Mediterránea.

“Allá fuimos. Carlos Melconián ni piensa como yo ni yo cómo él. Pero me gusta escuchar a todos. Yo puedo cambiar si me convencen. Cuando se conoció la reunión, le dijeron de todo al pobre Melconián. ¿Piensan que de esa manera se puede construir un país?”, se preguntó.

Dijo que con Melconián coincidió en el problema que supone “una economía bimonetaria”, aunque “él piensa más parecido a Guzmán sobre el tema fiscal”. En ese momento, la carta de renuncia del ministro ya había explotado en las redes.

Cristina Kirchner habla desde la ciudad bonaerense de Ensenada,  como parte de los homenajes del Frente de Todos  por el 48º aniversario de la muerte del líder justicialista Juan Domingo Perón (Clarin)
Cristina Kirchner habla desde la ciudad bonaerense de Ensenada, como parte de los homenajes del Frente de Todos por el 48º aniversario de la muerte del líder justicialista Juan Domingo Perón (Clarin) Foto: clarin

“No hay posibilidad, se lo dije a Melconián, si no hay un instrumento que vuelva a colocar una unidad de cuenta, una moneda de reserva, y una moneda de transacción en la Argentina. Si no hacemos esto estamos sonados, venga quien venga. Estuve ocho años sentada ahí”, dijo.

“Me voy a reunir con quien me tenga que reunir en tanto sea para explicar nuestros fundamentos y tratar de persuadir; yo no reniego nunca a convencer”, sostuvo, de nuevo en contrapunto con Alberto Fernández.

“Creo que tenemos que hacerlo porque la situación de la Argentina es muy grave”, reconoció.

La interna del Frente de Todos

Cristina Kirchner también aludió a la última controversia dentro del Frente de Todos. “Cuando me referí concretamente a las políticas sociales, hablé que no debíamos tercerizar, que debíamos acabar con que las altas y las bajas las decidiera un dirigente barrial y no el Estado. Se armó una competencia a ver quién agraviaba, quién insultaba; que les queríamos sacar los planes a los pobres”, dijo, en crítica al Movimiento Evita.

Criticó que la Asignación universal por Hijos, que llega a 4,3 millones de niños y niñas, representa el 0,52 del presupuesto, mientras que el actual plan Potenciar Trabajo, alcanza a 1,2 millones de adultos, y la partida representa un 0,40.

“Debemos pensar y rediseñar el plan Potenciar Trabajo. No digo que hay que sacarle nada a nadie. Tenemos que abordar este tema. Lo he charlado mucho con Juan Grabois: hay que discutir un ingreso universal básico”, propuso.

Cristina Kirchner habla desde la ciudad bonaerense de Ensenada  como parte de los homenajes del Frente de Todos por el 48º aniversario de la muerte del líder justicialista Juan Domingo Perón (Telam)
Cristina Kirchner habla desde la ciudad bonaerense de Ensenada como parte de los homenajes del Frente de Todos por el 48º aniversario de la muerte del líder justicialista Juan Domingo Perón (Telam) Foto: telam

Para el final, dijo que “es hora que nosotros peronistas, en nombre de lo que creemos, de convocar al resto de la sociedad a hacer algo diferente porque hacer lo mismo, que es que nadie discuta, que todos se estigmaticen, que todos se anulen, que se quiera suprimir al otro, no va más, no va más”.

Concluyó con un pedido al gobierno y al FdT: “El mejor homenaje que le podemos hacer a Perón es ver lo que hizo y tratar de acercar el bochín un poco, un poquito nada más”.

Antes de Cristina hablaron el anfitrión, el intendente de Ensenada, Mario Secco (pidió respeto a la vicepresidenta) y el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, que dejó un mensaje de unidad: “No hablo ni del Presidente ni de Cristina, tenemos que consolidar la unidad, la exijo como peronista porque me la merezco”.

En la primera fila se ubicaron las presencias pesadas en lo político. El gobernador Axel Kicillof, los referentes de La Cámpora, Máximo Kirchner (jefe del PJ bonaerense) y Andrés Larroque; el ministro del Interior Wado de Pedro, dirigente de La Cámpora, y el también ministro Tristán Bauer, histórico kirchnerista. Fue sorpresa ver a Julián Domínguez y a su lado a Felipe Solá, el canciller que Alberto Fernández despidió sin previo aviso para que su lugar fuera ocupado por Santiago Cafiero. Hebe de Bonafini y los intendentes del conurbano ocuparon también un lugar destacado en la platea que apoyó a la vicepresidenta.