Desde el 6 al 10 de junio se llevará a cabo la IX Cumbre de las Américas en Los Ángeles, Estados Unidos. Como respuesta a la no convocatoria de Venezuela, Cuba y Nicaragua, Argentina, que ostenta la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), propuso la realización de un encuentro regional paralelo a la actividad central junto a presidentes y jefes de misión presentes.

El canciller Santiago Cafiero y su par azteca, Marcelo Ebrard, lograron avanzar en la promoción de la realización del encuentro de la Celac con la participación de mandatarios que se encuentren en EEUU por la cumbre hemisférica. Si bien aún no está definido, se estima que esta reunión no se interpondrá con la agenda oficial de la Cumbre de las Américas.

Alberto Fernández asumió la presidencia de la Celac Foto: MARIA EUGENIA CERUTTI

Según fuentes confirmaron a Télam, se evalúa la posibilidad de desarrollar el encuentro regional como un desayuno o una cena. “El evento se desarrollará en paralelo, sin contraponerse a los horarios de la agenda oficial de la Cumbre de las Américas y el espíritu es mantenerse unidos como bloque a pesar de las divergencias”, señalaron.

El reclamo de Argentina y México a Joe Biden

Varios presidentes de la región, como el mexicano Andrés Manuel López Obrador, anunciaran que no concurrirían a la cita organizada por la Casa Blanca luego de que la administración de Joe Biden confirmara su negativa a invitar a Venezuela, Nicaragua y Cuba. Por su parte, Argentina reiteró su rechazo a la decisión de Estados Unidos de dejar afuera a esos países e insistió en reclamar que el cónclave se realice “sin exclusiones”.

Joe Biden se lamentó por la masacre en Texas y pidió un cambio. Foto: Aristegui

Si bien Alberto Fernández recibió este jueves en la Casa Rosada a Christopher Dodd, asesor especial del Gobierno de Estados Unidos para la IX Cumbre de las Américas, aún no está confirmada su participación en los encuentros de Los Ángeles.

Dobb fue el designado para asegurar la participación de los mandatarios de los tres países más grandes de la región en la Cumbre, pero fuentes del Gobierno remarcaron que la presencia de Fernández se terminará de resolver la próxima semana.