La Iglesia, a través del cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, advirtió este miércoles que “cuando el pan falta en tantas familias, es cuando más tenemos que pensar en el prójimo” y remarcó que la democracia requiere del “diálogo siempre beneficioso para el acuerdo”.

Al encabezar el Tedeum, Poli llamó a reivindicar la “herencia” de quienes promovieron la revolución la Revolución del 25 de mayo de 1810.

“En la tierra bendita del pan, cuando este falta en tantas familias, es cuando más tenemos que pensar en nuestro prójimo y en sus necesidades básicas: educación, salud, justicia”, remarcó.

POLÍTICA ALBERTO FERNÁNDEZ en el TEDEUM POR EL 25 DE MAYO CON SU GABINETE Monseñor Poli foto clarín

La ceremonia religiosa se celebró en la Catedral Metropolitana y contó con la participación del presidente Alberto Fernández, casi todos los integrantes de su Gabinete y otros referentes políticos, como el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El arzobispo destacó la labor de “esos samaritanos” que asisten al prójimo y pidió: “No dejen de serlo, los necesitamos, son el alma de la Argentina fraterna en la que deseamos vivir”.

POLÍTICA ALBERTO FERNÁNDEZ en el TEDEUM POR EL 25 DE MAYO CON SU GABINETE foto CLARÍN

Hay un mañana esperanzador si no renunciamos a los valores auténticos que nos vienen del pasado. Siempre habrá destino si somos capaces de renunciar a nosotros mismos por algo que está más allá de nosotros mismos. Cuando pensamos en los demás antes que en nosotros, el Dios de la Constitución actúa de forma soberana”, resaltó.

Además, el representante de la Iglesia Católica en el país cuestionó a quienes pretenden “vivir como en islas” porque, alertó, “en esas actitudes prevalece la muerte”.

“La democracia que nos sostiene como cuerpo social en instituciones, da lugar a la fraternidad pero además requiere de la ética, la bondad y la solidaridad, la honestidad, del diálogo siempre beneficioso para el acuerdo y el compromiso por el bien común de todos”, completó.

POLÍTICA ALBERTO FERNÁNDEZ en el TEDEUM POR EL 25 DE MAYO CON SU GABINETE foto CLARÍN

“Sin estos valores que dan fundamento a la vida social, surge el enfrentamiento entre hermanos, de unos con otros, para preservar sus propios intereses”, lamentó.