Ley de Alquileres: el Senado no sesionará esta semana y se posterga la votación

El oficialismo adujo que tenía bajas de senadores por “problemas de salud” y no convocó a sesionar, tal como estaba previsto. El dictamen de alquileres, que introduce cambios a la media sanción, está listo para ser tratado.

Senadores del Frente de Todos durante el debate de la ley de alquileres en comisiones (Foto: Comunicación Senado)
Senadores del Frente de Todos durante el debate de la ley de alquileres en comisiones (Foto: Comunicación Senado) Foto: Gabriel Cano / Comunicacion Senado

La votación de la Ley de Alquileres tendrá que esperar, al menos, una semana más. El Senado no sesionará este miércoles, tal como estaba previsto y en consecuencia se demora el tratamiento del proyecto, que obtuvo dictamen favorable en comisiones y que incorpora cambios a la versión aprobada en la Cámara de Diputados.

Desde el interbloque del Frente de Todos, a cargo de José Mayans, adujeron que tenían bajas de senadores propios por “problemas de salud”, sin dar mayores precisiones. Es el caso de una integrante de la bancada, la sanjuanina Cristina López Valverde.

A pesar de que la Ley de Alquileres iba a ser el tema principal de la sesión, el oficialismo no desiste de tratar los 74 pliegos de jueces y fiscales pendientes, para lo cual necesita contar con toda su tropa presente.

El proyecto de alquileres que recibió dictamen de comisiones mantiene los contratos de tres años, pero propone ajustar los precios cada seis meses (en lugar de hacerlo anualmente) en función del índice “Casa Propia”, que toma el promedio más bajo entre salarios e inflación.

El oficialismo había negociado el apoyo de sus aliados tradicionales (la riojana Clara Vega, la misionera Magdalena Solari Quinta y el rionegrino Alberto Weretilneck), además de la mayor parte del bloque Unidad Federal, que encabeza el jujeño Guillermo Snopek.

Juntos por el Cambio, en tanto avala el proyecto aprobado en Diputados, que establece contratos de dos años, actualizaciones cada cuatro meses y libertad para definir el índice entre las partes.

Si el proyecto se aprueba con las modificaciones que impulsa el Frente de Todos, volverá en segunda revisión a Diputados, que tendrá dos opciones: avalar los cambios o insistir con la versión original. Sin embargo, la postergación de la sesión en el Senado estiró aún más los tiempos, mientras el mercado locativo sigue paralizado a la espera de una definición.

Temas Relacionados