La Justicia avanza con la investigación para determinar qué pasó con el avión retenido en Ezeiza y sus tripulantes venezolanos e iraníes. Mientras tanto, desde el Gobierno se defienden y aseguran que ya se explicó todo con “lujo de detalle”.

El que hablo ahora fue el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien encabezará hoy una nueva reunión del Gabinete para analizar la gestión de los ministros y ante la presentación de Daniel Scioli como nuevo titular de Desarrollo Productivo.

Juan Manzur señaló que se debe dejar a la Justicia investigar sobre el avión retenido en Ezeiza. Foto: Federico López Claro.

Sin embargo, intentó aclarar la situación con la aeronave: “En cada una de las áreas correspondientes ya hablaron los ministros, explicaron con lujo de detalle absolutamente todo. Hoy está en manos de la Justicia, así que dejemos que la Justicia investigue”.

En ese marco, el ministro coordinador agregó: “Han tomado intervención todas las áreas correspondientes el Estado y hoy la justicia está interviniendo”.

Uno de los tripulantes del avión retenido en Ezeiza participó del fallido golpe de estado de Chávez

Luego del allanamiento en el hotel donde están los navegantes, se conoció que uno de los venezolanos que estaba en el avión participó del intento de golpe de estado de Hugo Chávez en 1992, que tuvo un resultado de 170 muertos.

Se trata del capitán Cornelio Antonio Trujillo Candor. Trabaja desde 2018 en aerolínea de bandera venezolana Conviasa. Trujillo fue gerente general de Seguridad Aeronáutica del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) en Venezuela y también tuvo nexos importantes con el gobierno del fallecido gobernante venezolano.

La Justicia realizó un allanamiento en el hotel donde está la tripulación. Hoy van a peritar los celulares de los integrantes del avión.

El levantamiento de 1992 tenía como objetivo la liberación de Hugo Chávez y la captura del presidente Carlos Andrés Pérez. Chávez estaba en prisión tras su rendición en el golpe fallido del 4 de febrero.

Cuáles fueron los destinos más elegidos por el avión retenido en Ezeiza

El Boeing 747-300M participó de varios vuelos a diferentes partes del mundo, pero la particularidad es que muchos de estos destinos tienen en común sus relaciones con los aliados venezolanos. Entre los destinos más elegidos estaban Irán, Rusia, Serbia y Nigeria.

El avión venezolano-iraní retenido en Buenos Aires.

Uno de los destinos más buscados por el avión de la empresa Emtrasur fue Teherán con un total de seis vuelos en los últimos seis meses.

El destino más frecuente de este Boeing 747-300 adaptado para carga es Irán. Aunque todavía es un misterio por qué si el avión utiliza bandera venezolana su tripulación está integrada habitualmente por iraníes en distintos viajes por América Latina, como ocurrió con Argentina y el mes pasado ya había sucedido en Paraguay.