Noelia Mareco, una joven posadeña que practica fitness, sufrió una descompensación cuando competía en Apóstoles hace pocos meses atrás. Al finalizar el concurso debió ser hospitalizada y en ese momento le diagnosticaron una deshidratación.

Luego de realizarle chequeos médicos, descubrieron que en realidad había tenido una hemorragia cerebral que por poco le habría causado la muerte. Tuvo que hacer reposo por mucho tiempo ya que tenía vómitos, fiebre y dificultades motrices.

En una entrevista radial por FM Libertad, Mareco señaló como culpable a quien fuera su entrenador, el propietario de un gimnasio ubicado sobre calle La Rioja de Posadas. El sujeto, sin exigirle exámenes médicos, le recetaba suplementos quema grasas en altas dosis, las cuales incluso aumentaban cuando se acercaba la fecha de competencia.

La joven aseguró que luego de que su caso se conociera, alrededor de 13 chicas se comunicaron con ella y le manifestaron que habían pasado por una situación similar con el mismo preparador. Los estupefacientes afectaron de forma severa a su organismo y, según le informaron, las consecuencias podrían haber sido peores.

“Hago esto para evitar que otras chicas pasen por lo mismo. Muchas quieren llegar al verano con el cuerpo perfecto y es importante medir las consecuencias. Yo pensé que algo sabía (el entrenador), él decía que era conocedor del tema”, explicó.

La competidora dijo que tiene pensado denunciar al falso entrenador ante la Justicia, aunque asegura que las demás personas afectadas no quieren hablar debido a que el sujeto es abogado y temen que éste pueda salirse con la suya.