El funcionario del PAMI que se desempeña como Director de Recursos Humanos de la delegación Misiones, Rodolfo Antonio Barreto de 36 años fue acusado de abuso sexual por una joven de 23 años y en su declaración ante la justicia durante la jornada de ayer, negó las acusaciones alegando que fue una relación sexual consentida y que eran novios.

De igual manera, el Juez de Instrucción 1 de Posadas, Marcelo Cardozo, ordenó que el funcionario, que estuvo prófugo desde el 20 de agosto y se entregó el jueves pasado, siga privado de su libertad.

El hombre esta detenido bajo los cargos de “abuso sexual con acceso carnal”, además de hostigamiento y amenazas a la víctima tras la denuncia que presentó en su contra en la Comisaría de la Mujer, el pasado 20 de agosto.

La joven ratificó sus dichos ante el juez Cardozo y confirmó que los abusos se habían consumado en una oficina del tercer piso del edificio de la calle Salta, casi Buenos Aires, donde ella había acudido como empleada de limpieza de UGL – Posadas, empresa privada tercerizada por el organismo nacional que, según trascendió, la despidió por pedido del acusado.

El funcionario del PAMI acusado de abuso sexual declaró y dijo que fue una relación sexual consentida

En la ratificación de los hechos, también denunció al sospechoso por “amenazas y hostigamiento, a través de mensajes intimidatorios telefónicos luego de que ella formalizara la exposición en la Comisaría de la Mujer.

De acuerdo al relato de la denunciante, ratificada luego ante el Juzgado interviniente, el funcionario del organismo estatal, la encerró en su oficina una tarde y abusó sexualmente de ella, “burlándose al mismo tiempo de ella, diciendo que era rapidito”.