Santino es un niño de ocho años, que vive en una vivienda ubicada en el barrio Motem de la ciudad de Posadas. A sus ocho años, en plena inocencia, su único deseo para esta Navidad es que los ladrones que ingresaron a su domicilio regresen lo robado y vayan presos. En la carta escrita a Papá Noel puede leerse: “Te pido por favor que nos entreguen todos los ahorros que tuvimos y que vayan los ladrones a la cárcel”.

El robo se perpetró en la tarde del martes y por pocos minutos los dueños de casa no se topan con los delincuentes. Los delincuentes, que quedaron registrados por las cámaras de seguridad domiciliarias, rompieron a patadas una de las puertas de metal y una vez en el interior de la casa, desparramaron todo en busca de dinero, joyas y otros elementos de valor.

Silvia Ciganda, progenitora del menor se manifestó en redes sociales tras lo ocurrido. “Al volver de trabajar nos encontramos con que los hdp dueños de lo ajeno entraron a casa. Además de revolver y llevarse todo lo que les dio las manos, se llevaron nuestros ahorros de toda la familia y de nuestras vidas enteras”, expresó.

Los vi irse, se manejan en Volkswagen Gol rojo que frenó en la esquina y los levantó. Impotencia y una gran tristeza siento porque somos gente trabajadora, nadie nos regala nada, nos rompemos laburando día y noche”.

Como es de esperarse, los hijos de la familia se encuentran muy consternados por la situación. “Santino es el que más nos moviliza. Le escribió una cartita a Papá Noel pidiéndole que nos devuelvan nuestros ahorros y que vayan los ladrones a la cárcel, eso es lo que más nos entristece. Uno termina valorando que no nos hayan hecho nada, porque por diferencia de minutos no me encontré con los ladrones dentro de mi casa”.

La conmovedora historia de Santino: le pidió a Papá Noel que quienes asaltaron su casa devuelvan lo robado y vayan presos.

Ciganda, quien es trabajadora del Consejo General de Educación en la provincia mencionó que fueron sus vecinos quienes aportaron las imágenes de las cámaras de seguridad. Así supieron que ese mismo coche fue utilizado en robos similares en los barrios de Itaembé Guazú y en otras casas del barrio en cuestión.

Por como si todo fuera poco, la señora lamentó que los ladrones también se llevaron los regalos que su hija recibió al cumplir 15 años. “Todavía estamos ordenando nuestra casa”, dijo y constató el faltante de celulares y una computadora, aunque sospecha que podrían faltar más cosas.