La fecha de juicio estaba prevista para el mes de septiembre pero el gabinete multidisciplinario del Cuerpo Médico Forense, dependiente del Poder Judicial, concluyeron que el acusado presentaba “una falta de capacidad para responder penalmente por la eventual comisión del delito” y aconsejaron que el hombre reciba tratamiento psiquiátrico.

De confirmarse su estado, el hombre deberá ser trasladado a la nueva Unidad de Salud para Inimputables.

El hombre está detenido desde mediados de 2014, acusado de abusar de hija biológica por más de 20 años y mantenerla encerrada por el mismo periodo. Los hechos de abusos ocurrieron en una vivienda de Villa Cabello, ubicado en la zona oeste de la ciudad de Posadas.

Un día en un acto de valentía y luego de haber recibido una última golpiza por parte de su padre, la mujer que por ese entonces tenía 35 años, logró escapar del departamento dónde vivían y refugiarse en la casa de una vecina, la cual fue la encargada de llamar a la policía.

La mujer contó que durante más de dos décadas fue víctima de golpizas, abusos sexuales, situaciones de esclavitud y condiciones de encierro por parte de su progenitor.

Tras escapar del infierno, la mujer aseguró en diálogo con El Territorio que volvió a nacer: “Respiro aliviada, estoy muy feliz por primera vez en muchos años, gracias a estas vecinas de fierro, lo único que tengo en la vida, son como mi familia”.

Desde ese momento, el hombre quedó detenido y a disposición de la Justicia. La causa en su contra fue llevada adelante por el Juzgado de Instrucción Uno, cuyas autoridades en 2016 dieron por cerrada la investigación y el caso fue elevado a instancia de juicio.

Ahora la Justicia espera la elaboración la ampliación de un primer informe para definir la situación.