Pericia reveló que uno de los sospechosos del crimen de la taxista de Posadas, la llamó dos días antes de su muerte

Pericia reveló que uno de los sospechosos del crimen de la taxista de Posadas, la llamó dos días antes de su muerte.
Pericia reveló que uno de los sospechosos del crimen de la taxista de Posadas, la llamó dos días antes de su muerte. Foto: policía de misiones

La información se conoció tras un informe llevado a cabo por la Secretaria de Investigaciones Complejas (SAIC). Se trata del imputado Franco Jesús Ramos (27), quien fue el último detenido en la causa.

De acuerdo a la información que se conoció tras un informe llevado a cabo por la Secretaria de Investigaciones Complejas (SAIC), tras el análisis de los aparatos tecnológicos tanto de la taxista asesinada en Posadas y los imputados que tiene la causa, se conoció de una llamada que se había dado dos días antes del crimen.

La pericia fue ordenada por el Magistrado Miguel Mattos, titular del Juzgado de Instrucción Siete a cargo de la pesquisa para poder determinar si existía alguna relación entre Ramos y Claudia o entre el primero y el marido de Benítez, también detenido e imputado por el asesinato.

Pericia reveló que uno de los sospechosos del crimen de la taxista de Posadas, la llamó dos días antes de su muerte.
Pericia reveló que uno de los sospechosos del crimen de la taxista de Posadas, la llamó dos días antes de su muerte.

Sin embargo, según trascendió, los investigadores descubrieron que Franco Jesús Ramos llamó a Claudia Benítez, al mismo celular que lo llevó a su detención, dos días antes del asesinato.

Cabe destacar que los uniformados llegaron hasta la vivienda de Ramos en el barrio Sol de Misiones II tras la pista aportada por un adolescente, a quien el hombre le había vendido el teléfono celular Samsung A12, propiedad de Claudia Benítez.

En relación a ello, luego de su detención y en audiencia indagatoria, Ramos aseguró que desde hace unos años participa en grupos de compra y venta en la red social Facebook, por lo que un vecino al que identificó como Lucas, cuyo apellido dijo desconocer, le pidió que publicara el aparato y que le daría una comisión una vez que cerraran el negocio.

Explicó ante el Juez Mattos que vendió el aparato a cambio de otro celular, un Samsung A10 y 8 mil pesos en efectivo, por lo que recibió ese aparato como recompensa. Ese mismo dispositivo, manifestó que lo vendió por 5.500 pesos.

Cabe recordar que Ramos fue detenido por el asesinato de su pareja, Marina Da Silva de 19 años, en 2013. Fue alojado en la Comisaría Tercera sobre la avenida Uruguay de Posadas. El Juzgado de Instrucción que llevaba adelante las investigaciones le dictó la prisión preventiva y casi siete años después, fue liberado por cese de la misma.

Aun así continuó supeditado a la causa y esperaba en libertad el comienzo del debate oral y público, suspendido en 2019, pero con fecha de inicio para septiembre de este año.

El crimen de Claudia Benítez y de Marina Da Silva tienen una extraña coincidencia: ambas fueron halladas sin vida dentro de un pozo de agua en Nemesio Parma, en inmediaciones al Parque Industrial de Posadas.