Durante la jornada de ayer, el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Euclides Acevedo, y el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, se reunieron en la Sala de Situación de Casa de Gobierno, donde abordaron la situación del Puente que une a Posadas con el país vecino.

Según Acevedo, tras interiorizarse de la falta de autorización del gobierno nacional a la apertura del corredor turístico en Puerto Iguazú, confirmó que le pedirá directamente al presidente Mario Abdo, las gestiones ante la Nación argentina.

El ministro paraguayo solicitó la audiencia con Herrera para conocer de primera mano, la postura de la provincia con relación a generar un ducto entre Posadas y Encarnación y despejar rumores que nacieron en el vecino país, sobre una supuesta negativa de diálogo, de parte del gobierno misionero.

Acompañado por la viceministra de Salud Pública de Paraguay, Carolina Aquino y demás miembros de su gabinete, el ministro comentó que “abordamos el tema con una fraternidad insospechable. Estoy muy contento por la cordialidad, la empatía y obviamente hablamos de la reapertura de la frontera”

Reunión entre el canciller de Paraguay y el gobernador de Misiones: hablaron de la reapertura del puente Posadas-Encarnación

El encuentro, que se extendió por más de una hora, estuvieron también participando del encuentro, el intendente de Posadas, Leonardo Stelatto; el diputado nacional, Ricardo Wellbach y el ministro de Salud de la provincia, Oscar Alarcón.

Acevedo reveló también que “tal como lo hicimos en Formosa, la disposición del gobierno provincial es óptima para la reapertura, simplemente que vamos a depender de la decisión política del gobierno central de la Argentina”

“Vamos a comunicarnos con la ministra de Salud de la Argentina, le vamos a pedir al presidente Abdo que se comunique con el presidente Fernández, para ir creando corredores turísticos y sanitarios al mismo tiempo, que permita recuperar la comunicación entre los dos países” indicó el ministro.

Agregó además que “no sólo para protegernos de la enfermedad con una política sanitaria inteligente, sino al mismo tiempo estimular la resurrección económica post pandemia”.

El encuentro fue a puertas cerradas, sin embargo trascendió que el gobernador explicó una y otra vez al visitante paraguayo, que la decisión final la tiene el gobierno de Alberto Fernández.

Le habló sobre el pedido reiterado de la habilitación de un ducto turístico cuando estuvo en Iguazú, pero hasta el momento el gobierno nacional no dio ninguna señal concreta.

Acevedo entendió que la gestión ahora, debe partir del gobierno paraguayo. “Agradecemos la voluntad del gobernador y nos gustaría que lo mismo que pidió para la apertura del puente Tancredo Neves, querríamos que lo pida para el puente San Roque González.”

Sin embargo, recalcó que “dada la situación, vamos a invertir. Nosotros vamos a pedir al gobierno central argentino para que respalde esta generosa voluntad política del gobierno provincial”.

Con respecto a la situación sanitaria, el canciller de Paraguay expresó que “podemos decir que tenemos controlada la velocidad del virus. Nuestro sistema sanitario está flexibilizado, tenemos un alto índice de vacunación, tenemos suficientes vacunas, hay planificación para el año que viene”

Añadió además que “están sobrando camas de terapia intensiva, nuestro sistema sanitario permite plenamente, al igual que el sistema sanitario de Misiones, la reapertura de la frontera”.

Reunión entre el canciller de Paraguay y el gobernador de Misiones: hablaron de la reapertura del puente Posadas-Encarnación

El interés concreto del gobierno paraguayo, en una primera instancia, “es permitir el intercambio de las familias. Es importante el tráfico de mercaderías, pero es importante el tráfico de afectos”

“Hay familiares encarnacenos en Posadas, posadeños en Encarnación. Querríamos comenzar por allí y después estimular el comercio” indicó Acevedo. “Las fronteras de todo el mundo viven del comercio, queremos que sea legal, de calidad y equitativo”, destacó el canciller.

Para finalizar, Acevedo indicó: “celebro haber venido. Me encanta la empatía con las autoridades provinciales porque todas las incógnitas fueron despejadas. Los prejuicios en el campo internacional se solucionan con el diálogo. Y el diálogo fue amplio, fraterno y hasta familiar”.