El dueño de un supermercado chino, mató este martes pasado de un balazo a un hombre que según él, había entrado encapuchado al local con intenciones de robar. Si embargo se trataba de un empleado de su negocio.

La fachada del supermercado "Argenchino" ubicado en José C. Paz, donde el dueño del local se defendió de un supuesto intento de asalto. Foto: tn.com.ar

El hecho sucedió en la localidad de José C. Paz, en provincia de Buenos Aires, en horas de la madrugada del martes.

El comerciante y dueño del establecimiento, de nacionalidad china, creyó que el intruso quería asaltarlo, pero resultó ser el carnicero de su propio establecimiento, Celso Dionisio Sisuela, quien había entrado encapuchado.

Este confuso hecho se dio en la madrugada del martes en el supermercado conocido como “Argenchino”, que se sitúa en la esquina de la avenida Héctor Arregui y la calle Agrelo.

Tras efectuarse el disparo que mató a este hombre, los vecinos se sobresaltaron por el ruido y llamaron al 911, ocasionando que efectivos se presentaran en el lugar minutos después y hallaran el cuerpo de un hombre de 39 años con un balazo en el pecho.

Lo que dijo el dueño del supermercado que mató al hombre

Según precisaron las fuentes policiales que entrevistaron al dueño del supermercado que mató al hombre, él precisó que el supuesto ladrón lo sorprendió mientras dormía y que además llevaba consigo guantes y una capucha que le cubría su cabeza.

Ante lo cual, su reacción fue inmediata y tomó una pistola que ocultaba en su local a modo de seguridad. Ahí fue cuando, según su testimonio, se produce un forcejeo, y en esa lucha es cuando le dispara a Sisuela y le ocasiona la muerte.

Las cámaras del supermercado: la clave para esclarecer el asesinato

Como suele suceder en estos casos, las cámaras del local serán las claves con las que contarán los investigadores para determinar el accionar del dueño del supermercado y confirmar o refutar su testimonio.

Lo que se quiere investigar en primer término es si Sisuela efectivamente entró desde la calle o si estaba escondido tras el cierre del negocio al público. Esto responde fundamentalmente a que los accesos al supermercado no están forzados.

A su vez, en la escena del crimen los peritos de la Policía Científica secuestraron una pistola Bersa Thunder de un calibre de 9 milímetros y una chaira para afilar cuchillos que fue encontrada en el cuerpo de Sisuela, que llevaba consigo.

La intersección de la avenida Héctor Arregui y la calle Agrelo, donde tuvo lugar el crimen del carnicero. Foto: google maps

Por el hecho participa el fiscal Alfredo Mallo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°18 descentralizada en Malvinas Argentinas, Departamento Judicial de San Martín.

El fiscal caratuló la causa como “averiguación de ilícito” y por el momento no se aplicaron medidas legales sobre el dueño del supermercado chino, que cuenta con algunas lesiones producto del supuesto forcejeo con Sisuela.