Este domingo por la tarde, la caída de un niño de 10 años en un pozo ciego de casi 30 metros en la localidad de Dorrego, mantuvo a toda la ciudad preocupada. En el lugar trabajó personal de bomberos, policía y enfermeros.

Según publica radio Manantial, el incidente ocurrió cerca de las 18.50 hs y para rescatar al menor se realizó un gran operativo. Tras varios minutos de trabajo, se logró llegar donde estaba el chico y traerlo a la superficie. Según trascendió, sufrió solo lesiones leves y estuvo consciente en todo momento, pero por precaución igualmente fue hospitalizado.

Entre los primeros detalles que se conocieron según publica La Brújula 24, respecto a cómo cayó al fondo del pozo (el cual se encuentra en la calle Costa 99), se supo que la criatura estaba jugando en la casa donde su familia alquila.