Se ratificó la venta como chatarra del buque insignia utilizado para recuperar las Islas Malvinas, el “Santísima Trinidad”. La Cámara Federal de Bahía Blanca dio lugar a la cautelar presentada por el grupo de ex combatientes encabezados por el cordobés Jorge Eduardo Oliver, representante de la agrupación Generación Malvinas.

El juez federal N° 1, Walter López Da Silva, había dado lugar a esta medida presentada en el mes de septiembre pasado.

La ratificación de los camaristas Pablo Larriera y Leandro Picado frena el decreto de Alberto Fernández, en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, de diciembre del año pasado, disponía la venta definitiva del “Santísima Trinidad” en diciembre de 2020.

La resolución especifica “(...) el navío deberá permanecer en el mismo estado en que se encuentra actualmente, amarrado en la Base Naval Puerto Belgrano, hasta tanto se resuelva el fondo de la presente”.

El “Santísima Trinidad” en 2015 ingresó a dique para inspección, y durante un tiempo estuvo hundida en el muelle de Puerto Belgrano.

En su momento se desaconsejó su “hundimiento con honores” y tampoco llegaron a destino las tratativas con distintos municipios para reconvertirlo en “buque-museo”.

Buscan que el “Santísima Trinidad” sea catalogado como patrimonio cultural de la Nación y de esa manera se lo preserve.