Desde el partido vecinal Bien Común expresaron su preocupación “sobre la situación sanitaria y la falta de avances en cuanto al funcionamiento del pozo de bombeo”, ubicado en las calles Formosa y San Luis del barrio Nueva Bahía Blanca, donde están realizando obras de cloacas.

En relación a las mismas el partido vecinal reclamó mayores controles. “Desde Bien Común siempre acompañamos las obras positivas para el distrito, pero nosotros entendemos que debe existir el control permanente y la rendición de las obras a la comunidad. Los vecinos están preocupados y entendemos que debe haber respuestas”, indicaron.

Lo más importante es cuidar los fondos públicos y si las cosas realmente se están haciendo bien no debería haber problemas para poner a disposición de la comunidad la información correspondiente, por lo que nadie del gobierno Municipal debe enojarse”, agregaron.

Los ediles fundamentaron el pedido de informes con ejemplos de obras ya realizadas en la ciudad. “Lo que se hace mal o a medias se paga dos veces. Ya hemos visto ejemplos de trabajos mal hechos en las repavimentaciones de Tucumán que hizo el gobierno de Uset o en la parálisis que se observa en Avenida Triunvirato pese a que en 2017 se prometía su culminación”.

Finalmente recordaron los trabajos de cloacas realizados en Barrio Laura. “La conexión a la cámara de bombeo fue abandonada por un largo periodo de tiempo trayendo grandes perjuicios a los vecinos. No queremos que la historia se repita. Queremos que se explique a los vecinos como será el avance de las obras y que se brinden los informes técnicos de rigor”.