Este martes visitó Rafaela la diputada provincial, la líder del Partido Socialista Clara García. Visitó una de las fábricas de la ciudad  y también otras localidades de la zona. En ese marco, dejó abierta la posibilidad para la concreción de un “Frente de Frentes” en la provincia de Santa Fe, que compita con el peronismo por la Gobernación. Aunque sí admitió fuertes diferencias con el macrismo, dijo que podrían asociarse con los que estén dispuestos a llevar adelante los cambios estructurales que requiere Santa Fe.

Acompañada por Santiago Gazpoz (líder del Centro Socialista de Rafaela), el diputado provincial Pablo Pinotti y Alejandro Ambort (presidente comunal de Susana). “Estuvimos en IMAI que pintan a las claras las idiosincrasia del rafaelino y de las dificultades que plantea la economía. Hace 90 años que fue fundada y continúan las mismas familias conduciendo la empresa, que tiene las dificultades del país. Hoy tienen demandas, pero tienen demandas para importar el acero inoxidable”.

En cuanto a la reforma constitucional, dijo “Creo que nos necesitamos dar el debate de la Santa Fe del futuro. Sin privilegios para la política, sin fueros para que los políticos puedan ser investigados. Con mayor autonomía para los municipios. Rafaela tendría que tener su autonomía. Los presidentes comunales apenas están dos años. La Justicia debería tener un Consejo de la Magistratura que elija a los jueces”.

También marcó una diferencia con los anteriores intentos reformistas: no es impulsado por Omar Perotti. “Todos los gobernadores empezaron hablando de la necesidad de una reforma. Perotti no tiene ese ímpetu para transformar. La reelección había sido uno de estos temas con opiniones diferentes. Entonces, decimos ‘saquemos este tema de la discusión’.  Para mí, un período de 4 años es corto para poder realizar transformaciones de fondo (la inseguridad, la pobreza, el cambio de la matriz productiva. Quizás haya consenso para que se de una sola reelección. Pero no ahora. Ni con el que está, ni con los que vamos a venir”.

El socialismo ha sido siempre un partido con vocación de gobierno. No nos gusta ser solo un partido que audite a otros. Nos gusta transformar. El socialismo, con las fuerzas que compartan con nosotros un proyecto de provincia, buscará eso. Hemos sido motor de alianzas otras veces vamos a dialogar a favor de Santa Fe”. Ante la consulta de si se incluía al PRO, García respondió “tenemos diferencias conceptuales complejas. Pero lo diría que también la tenemos con la anti-política. La grieta, que fue muy mala, hace que la gente ahora elija opciones que creo que no son nada buenas. Así que hay que ir con la buena gente, que tenga buenos proyectos a Santa Fe. Tenemos diferencias que tiene que ver con la política, con la manera de hacer gestión pública, hemos sido muy críticos de la gestión nacional. Vaya a saber dónde termine ese partido. Mientras tanto, nosotros, vamos con nuestros candidatos propios y dialogando con otros que compartan el modelo”.

¿Sigue existiendo el frente Progresista? “Claro que sigue. Tenemos intendentes, presidentes comunales, minorías, legisladores en toda la provincia. Santa Fe está pintada de Frente Progresista. Claro que hemos tenido un cisma, que fue la muerte de Miguel Lifschitz y esto trajo una configuración distinta. Pero hay un afecto, como el radical, que circunstancialmente ha tomado otra decisión. Pero nos une una trayectoria”, respondió

El lunes estuvo reunida la UCR con el Socialismo. “Acordamos trabajar tres puntos principales: los gobiernos locales, la inseguridad (tema que preocupa a tanta gente) y la reforma constitucional. Unos buenos cimientos nos van a dar mejores paredes para la Santa Fe del Futuro”, mencionó.

Haciendo una evaluación de lo que va de la gestión de Omar Perotti, indicó que “Es un gobierno que ha traído un gran desconcierto, porque venía precedido de otro con algunos lauros. Ha sido una gran decepción. Lo dicen desde su propio partido. Hay que leer las declaraciones del diputado Busatto, en donde dice que Perotti no dialoga hacia el interior de su espacio. Imagínense que si no lo hace hacia adentro, menos aún estará abierto al diálogo y al acuerdo con los que no lo somos de su espacio político También ha sido una decepción en la gestión. Rafaela se ven beneficiados, justamente (por justicia) a que tengan las obras que estamos viendo. No es así en el resto de la provincia”.

“Ha sido un gobierno que ha preferido guardar la plata en un plazo fijo y no impulsar el desarrollo. Ni hablar de la inseguridad. Vengo de una ciudad que ha cambiado 8 veces el Jefe de Policía, que tiene el récord de homicidios de los últimos 10 años. Sentimos una honda preocupación, porque uno no ve ni un plan ni un equipo preparado. La falta de conducción que tenemos es peligrosa”, sentenció.

Con respecto a los pliegos para la sanción de 10 jueces y camaristas (4 de ellos para Rafaela) que fueron retirados a pedidos del gobernador, dijo que fue “una decisión caprichosa”. “Creo que es una actitud que pinta a una persona con muy escasa vocación de diálogo. También con referentes de su gobierno con poca cintura y vocación para el diálogo. Le diría al gobernador que trabaje más, que su ministerio de Gobierno (que ahora incluye a Justicia, ni siquiera tiene un ministerio propio) que trabajen más, que elijan más pliegos porque aquí estamos hablando de lo civil, comercial o laboral. Pero no mandó ningún pliego de la Justicia Penal”.