Este lunes 29 de noviembre, al mediodía, cerró el concurso de ideas al que se había convocado para la “Rehabilitación y Puesta en Valor de los Ex ‘Grandes Almacenes Ripamonti’”. Finalmente, se presentaron 24 anteproyectos.

Ahora, quedarán a consideración del jurado, que deberá definir cuál de todos es el ganador y que se quedará con los $900.000, a cuenta de honorarios por el anteproyecto. Esto es porque el concurso -que también era abierto, provincial, a una sola vuelta- fue vinculante. Es decir, quien gane llevará adelante la construcción definitiva.

// Mirá también ExAlmacenes Ripamonti: lanzan el concurso de ideas con casi $1.5 millones en premios

El fallo se conocerá el 10 de diciembre y el 17 se hará la entrega de premios. El jurado está compuesto por 5 profesionales, especializados en concursos. Empezarán a trabajar el lunes de la semana que viene. Ellos son los únicos que tienen acceso a toda la información.

Habrá otros dos seleccionados, que se quedarán con $385.000 y $185.000, respectivamente.

Claudio Walter, el presidente del Colegio de Arquitectos, en declaraciones a FM Galena, comentó que “el interés despertado fue muy alto. Las bases del concurso fueron consultadas por más de 500 profesionales. Es un número impresionante. Pero, la consulta de bases, no implica ponerse a trabajar en una propuesta. Pero, por alguna consulta, la expectativa era que se presentaran unas 30, contempladas por un equipo de trabajo. Hubo más de 200 profesionales pensando soluciones para esto”, comentó.

¿Qué debían cumplir los anteproyectos?

Los objetivos principales consistieron en recuperar el carácter histórico, simbólico y cultural del edificio patrimonial, reforzando su presencia e influencia en el paisaje y entorno urbano; proponer una lectura de diálogo entre lo existente y lo contemporáneo, que permita construir memoria a partir de la resignificación del pasado, en armonía con nuevos usos y lenguajes; y consolidar un espacio polivalente de encuentro y convivencia social, con funciones contemporáneas alineadas en una estrategia ecológica y ambiental.

El proyecto debía contemplar la refuncionalización y puesta en valor de uno de los edificios patrimoniales más representativos de la historia local. Su localización urbana y presencia en la memoria colectiva de la ciudadanía -como uno de los hitos comerciales de mayor relevancia en la historia regional-, reafirman su significado e importancia en la contemporaneidad.

// Mirá también El Estado propuso pagar unos $98 millones la Recova

Se propone reactivar su carácter simbólico a partir de una preocupación actual: el ambiente y el desarrollo sostenible. El edificio deberá volver a ser lugar de encuentro y de referencia a nivel regional. Sin embargo, esta vez a partir de un programa que incluye recreación, comercio, formación, e intercambio vinculado al conocimiento y al respeto por el ambiente.

¿Qué criterios se toma para elegir al ganador?

Consultado Claudio Walter sobre esto, comentó que “el jurado debe ser lo más honesto y justo posible, respecto de los planteos hechos en la bases. Por eso debían ser simples, para que puedan ser entendidas y libres para la creatividad. Hay que despojarse de cualquier preconcepto, de cualquier gusto y criterio personal, de acuerdo a su práctica y experiencia, y ver que sólo cumpla a lo planteado por las bases. Si logramos esto, estaremos llegando al objetivo que se planteó la Municipalidad”.