El Fiscal Guillermo Loyola acusó al exintendente de Ceres, Camilo Busquets, como responsable de “malversación de caudales públicos agravada” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Sucedió en la jornada del viernes, en la sede de Fiscalía.

No fue el único imputado: también apuntó hacia dos respnsables del área de Hacienda de su gestión: Lucas Cañete y Betiana Godoy.

Al exmandatario también se le signó el cargo de “nombramiento ilegal de cargo público” y “falsificación ideológica de instrumento público”. A Cañete, la de aceptar ese cargo ilegalmente y también la falsificación de un instrumento público.

El descargo en las redes sociales

Busquets usó Facebook para dar a conocer su punto de vista respecto de esta denuncia que él entendió es “pura y excluvisamente política”.

“Es tal el nivel de persecusión que hasta denunciaron como delito el pase a planta de los trabajadores. Hasta ese punto ha llegado el odio”, dijo.

Esta causa fue iniciada a partir del 2020, luego de la llegada de María Alejandra Dupuoy como intendenta de esta localidad.

En estas elecciones, fue elegido como concejal. Su mandato comienza en 6 días.