El concejal Leonardo Viotti (UCR) presentó, junto al resto del bloque de Cambiemos, un proyecto de resolución considera indispensable que la Educación se declare como servicio básico esencial en todo el territorio de la provincia de Santa Fe.

El edil tomó la resolución luego de lo sucedido en Sastre (departamento San Martín): allí, padres que se habían manifestado pidiendo por las clases presenciales el pasado 7 de junio, fueron citados por la policía por haber violado la normativa vigente. También mantuvo un encuentro virtual con Padres Organizados de Rafaela, donde intercambiaron opiniones e ideas para encontrar una alternativa viable que garantice que los niños puedan volver pronto a las aulas.

Al ser consultado, Viotti expresó que “la educación atraviesa una crisis sin precedentes y nuestra provincia no es la excepción. En el complejo contexto de pandemia que vivimos y que constantemente nos impone nuevos desafíos, es necesario que agudicemos las respuestas que brindamos a los ciudadanos en torno al dictado presencial de clases. Cerrar las escuelas, ya lo hemos comprobado, trae cada vez mayores problemas a los niños, niñas y adolescentes en etapa formativa”.

Pareciera que, en la agenda del Gobernador, la educación no es prioridad, cuando las estadísticas y reportes muestran de manera contundente que las aulas no han sido un propagador de casos de Covid-19, y que en los pocos casos que se han detectado, el sistema de burbujas ha respondido favorablemente. Sólo el 2% de las burbujas de la provincia se han visto afectadas, en las más de cuatro mil escuelas existentes. Además, Santa Fe cuenta con un alto porcentaje de los docentes y asistentes escolares vacunados, lo cual disminuye significativamente el riesgo para la población adulta”.

Los organismos internacionales como la UNESCO y UNICEF, que defienden y representan los derechos de los niños, han proclamado que las clases no presenciales deben ser una medida de último recurso. Por lo tanto, corresponde que las escuelas sean lo último en cerrar y lo primero en abrir.

“Estamos exponiendo a toda una generación a una catástrofe educativa. La educación es tan esencial como la salud. Las escuelas abiertas son fundamentales para construir una sociedad más justa y un futuro mejor para todos porque la escuela no solo imparte contenidos, sino que es un ámbito de contención, detección y abordaje de muchas situaciones sociales por las que atraviesa la infancia” agregó el concejal.

Por último, los datos hablan por sí solos y demuestran que en el 2020 se perdieron 100.000 estudiantes en toda la provincia, debido a que cortaron su vínculo con la escuela. A estos números, se suman datos oficiales del Ministerio de Educación de Santa Fe, que informan que durante la pandemia del año pasado se habrían perdido más de 3.000 estudiantes sólo en Rafaela y Sunchales. Y que de la información aportada desde la Regional lll de Educación, desde que se retomó la presencialidad en las escuelas y hasta el 20 de abril del corriente año, en Rafaela se aislaron 40 burbujas, con 431 estudiantes y 89 docentes, arrojando como resultado 3 estudiantes positivos y 8 docentes positivos. Son 4.123 las burbujas totales, con un número aproximado de 45.000 alumnos. Teniendo en cuenta estas cifras, hasta ese momento, de esos 45.000 alumnos fueron 27 los casos positivos, lo que arroja un 0,06 % de contagios en el ámbito escolar.

En un país donde 6 de cada 10 niños y adolescentes, están por debajo de la línea de pobreza; no podemos condenarlos a un futuro incierto, el momento de actuar es ahora, el momento de declarar la educación como servicio básico esencial es hoy, por eso estamos elevando el proyecto que lo solicita al Sr. Gobernador, a la Sra. Ministra de Educación y la Sra. Ministra de Salud de la Pcia. de Santa Fe para que de manera urgente se vuelva al dictado de clases con presencialidad total y respetando, como mínimo, la carga horaria establecida antes de la declaración del estado de pandemia, y que conjuntamente se elabore un plan que garantice la continuidad de las clases totalmente presenciales, durante la pandemia y la pos pandemia para todos los niñas, niños y adolescentes de nuestra provincia” sintetizó Viotti sobre su proyecto.