Este fue un sábado de superacción en Rafaela. Porque la Policía estuvo bastante entretenida, tratando de exclarecer dos situaciones de intensa gravedad.

Una se dio en el sur de la ciudad. Este viernes, al regresar los habitantes de una vivienda de calle Oyoli al 1000, se encontraron con que le faltaban varios elementos: unos 30.000 pesos, televisor... y hasta el perro. A partir de allí y luego de la denuncia correspondiente, los efectivos comenzaron con las averiguaciones. Un aporte anónimo derivó en una serie de operativos, en el barrio Fátima (Córdoba al 900) y en Juan Manuel Estrada al 1500 (Villa Podio). En el primero de los lugares, oculto, se encontraba el cachorro de raza Pitbull. Ya fue restituido a su familia. Pero, aún no se recuperó el resto de lo robado.

En el segundo de los casos, ocurrió en el Mora. Matías B., de 29 años, se encontraba en la plaza del barrio, cuando recibió un disparo en la pantorrilla. La policía inició la investigación del caso y se procedió al arresto de un joven domiciliado en El Trébol, Enrique B. También detuvo a Marcelo V, de 22 años, domiciliado en nuestra ciudad. Según lo informado por el Diario La Opinión, el dermotest habría dado positivo en su mano. Los efectivos también secuestraron una Honda CG 150 cc. y prendas de vestir.