Un paciente, de apenas 27 años, falleció esta mañana en el Hospital “Dr. Jaime Ferré” de Rafaela. Es el paciente más joven que pereció desde el comienzo de la pandemia.

El hombre era oriundo de Tostado. Y como única comorbilidad se podría anotar un cuadro leve de obesidad.

Es el segundo caso de jóvenes de menos de 35 años que da en 10 días: la anterior era una mujer, de 33 años. También tenía una obesidad leve.

Esto ratifica lo que se está viendo de este rebrote o, como la mayoría le dice, segunda ola: es mucho más rigurosa con las personas jóvenes que con las personas mayores, a diferencia de lo que ocurriera en 2020.