La increíble experiencia que vivió un bombero comodorense en Qatar con un árabe fanático de Lionel Messi

Un comodorense conoció a un árabe y visitó su casa y aseguró que fue una experiencia increíble.
Un comodorense conoció a un árabe y visitó su casa y aseguró que fue una experiencia increíble. Foto: ADNSUR

El argentino le pidió una foto al árabe y fue sorprendido cuando éste le mostró una bandera del 10 de la Selección Argentina. Al otro día vivieron una experiencia cultural de Qatar que quedará en la memoria del comodorense.

Desde que comenzó el Mundial de Qatar 2022, miles de argentinos viajaron hasta el país de Medio Oriente para alentar a la Selección Argentina, uno de ellos fue Agustín Rearte, un bombero de Comodo Rivadavia que vivió un día inolvidable con un árabe en Doha.

El lunes 28 de noviembre, Agustín pasó un día extraordinario en Qatar, en donde un árabe fanático de Lionel Messi le hizo vivir un día completamente distinto a la de un argentino. El bombero comodorense conoció la cultura de Qatar en todos sus aspectos.

El argentino y el árabe se conocieron en el festival que organiza la FIFA, cuando Agustín se acercó a pedir una foto y uno de ellos lo sorprendió al sacar una bandera de La Pulga. Desde ese momento se hicieron “compinches” y al otro día pasaron una tarde juntos en la casa del qatarí.

El bombero de Comodoro tomó el té en la casa del árabe.
El bombero de Comodoro tomó el té en la casa del árabe. Foto: ADNSUR

“Fue una experiencia increíble”: la palabra del bombero de Comodoro

En diálogo con ADNSUR, Rearte aseguró que el evento del Fan Fest estaba lleno de gente. “Vi unos árabes, me acerqué para pedirles una foto y uno de ellos sacó una bandera de Messi. Le pasé la foto que nos sacamos por WhatsApp y al otro día le escribí para preguntarle si nos recomendaba algún lugar para ir a visitar o andar en camello”, relató.

“El árabe nos invitó, fuimos a su casa, tomamos el té, almorzamos con ellos, alimentamos los camellos y pasado mañana nos van a llevar a las dunas”, contó el bombero de Comodoro. Además, “nos permitieron estar con ellos mientras rezaban, tomamos una especie de té y otro que era más dulce, fue una experiencia increíble”, dijo Agustín desde Doha.