Tras la investigación de varias denuncias y de hechos violentos en Sáenz Peña, el gobernador de la provincia de Chaco, Jorge Milton Capitanich, solicitó ayuda a Nación en forma de refuerzos, pues se considera probable que los eventos sean resultado del cruce de bandas narco.

“Estamos preocupados por los episodios delictivos y violentos que tuvimos que lamentar en Presidencia Roque Sáenz Peña. Por eso, estamos avanzando en un trabajo de coordinación entre las fuerzas de seguridad nacional y provincial”, expresó Capitanich.

De esta manera, el mandatario provincial pidió al ministerio de Seguridad “un refuerzo de un dispositivo para fortalecer nuestra capacidad de acción”. “Pretendemos disponer de un equipo de 500 agentes, con patrullaje e intensificación de las acciones operativas en territorio”, indicó.

Es así que el ejecutivo chaqueño afirmó: “no podemos permitir la existencia de bandas que violen la ley. El abordaje en materia de seguridad debe ser integral, sistémico y en conjunto entre las distintas fuerzas. Vamos a tomar las decisiones correspondientes para actuar con todo el peso de la ley”.

Entretanto, la Fiscalía Nº3 de Sáenz Peña, a cargo de Marcelo Soto, investigó los motivos detrás de los tiroteos ocurridos en la segunda ciudad más poblada de Chaco. Soto señaló: “intervenimos de oficio por las lesiones graves sufridas por una de las personas heridas y también por el abuso de armas, pero mucho más no podemos avanzar”.