Representantes de diferentes gremios que fcorman parte del frente Gremial Docente se manifestaron en la rotonda de las rutas 11 y 16, en las afueras de Resistencia, a fin de reclamar mejoras salariales y como parte de la agenda de protestas en contra de la oferta hecha por el Gobierno chaqueño.

Esta es la primera de dos concentraciones convocadas para esta semana, con el objetivo de generar consciencia sobre el reclamo docente. Al mismo tiempo, otras rutas de Chaco también presentan demostraciones en apoyo a la causa.

Los profesores de todos los niveles piden un salario digno, que incluya recomposiciones por la inflación prometidas en 2020 como también un aumento en 2021 por el mismo motivo. A su vez, también quieren mejores condiciones para los establecimientos, tanto en sentido general como respecto a la situación de pandemia de COVID-19.

“El escollo mayor en consideración del docente tiene que ver con el punto y reconocimiento del pago de la deuda del año anterior”, contempló Rosa Petrovich, secretaria general de ATECH, quien también advirtió que el incumplimiento de la cláusula gatillo dejó a los docentes debajo de la línea de la pobreza y, a algunos, de la línea de indigencia.

El secretario general de Federación SITECH, por su parte, comentó que la oferta no es mala en su totalidad, pero recalcó la importancia de la cláusula gatillo y pidió que se quiten los montos en negro. Aseguró que “costó encontrar una escuela que dijera sí” a la propuesta del Estado.

La posición del Gobierno

El gobierno de la provincia de Chaco presentó una oferta el martes de la semana pasada en la cual estaba estipulado un aumento del 15%, junto a una suma de $2500 remunerativos no bonificados, para marzo. A esto se añadiría un aumento del 3% para mayo y una cláusula gatillo desde julio. Sin embargo, según afirman los gremialistas, esta propuesta fue rechazada por 600 escuelas.

En el pasado, el gobernador Jorge Milton Capitanich citó la situación económica producto de la pandemia como motivo del incumplimiento del Gobierno: “Sabemos y reconocemos la legitimidad de los reclamos, pero también observamos que en tiempo de pandemia la caída del PBI ha sido del 10% y nos afectó en materia de financiamiento y recursos”.