Recientemente, con el objeto de lograr un plan federal respecto a la hidrovía Paraná-Paraguay, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente de Chaco, Marta Soneira, lideró una reunión con ministros de Ambiente del Noreste Argentino y funcionarios de los ministerios de Transporte y Ambiente de Nación.

En este contexto, Soneira remarcó: “celebramos que el Chaco sea anfitriona de este gran encuentro que iniciará este Pacto Federal y que antes del 15 de agosto tendrá un convenio ratificado por los gobernadores de las siete provincias y del Gobierno Nacional”.

“La propuesta fue trabajar y abordar una temática que el gobernador Jorge Capitanich, como presidente del Norte Grande, viene planteando fuertemente que es la federalización de la Hidrovía y los mecanismos de participación activa de las distintas provincias”, continuó la ministra chaqueña.

De esta manera, se plantea crear un Ente de Control y Monitoreo de la Hidrovía, con la participación de las siete provincias (Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires). A su vez, se pondera elaborar un Pacto Federal para crear un Comité Interjurisdiccional para la evaluación ambiental de la Hidrovía, para así poder aprobar licitaciones.

También se establecerá una comisión para el seguimiento y monitoreo de los planes de gestión de la Hidrovía, que a su vez tendrá un rol relevante a la hora de plantear los mecanismos de abordaje y aprobación de las obras que se hagan en el marco de la Hidrovía.

Es así que el jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, Abel de Emanuele, expresó: “estamos trabajando en la constitución de un Ente de Contralor de Administración que tendrá las facultades del llamado a licitaciones y adjudicación, donde el Estado Nacional a través de los Ministerios de Transporte, Interior, Producción y las siete provincias serán responsables de llevar adelante”.

Por su parte, la jefa de Gabinete del Ministerio de Ambiente, Soledad Cantero, se refirió a la bajante histórica del río Paraná: “Debemos cuidar el ecosistema y el río Paraná por la bajante, la última bajante similar pasó en 1944, pero por el movimiento de los sedimentos hay modificaciones en el caudal del río, por lo tanto, oscila en un promedio bajo”.

“El Ministerio de Ambiente de la Nación está enviando brigadas que estarán en alerta permanente por los focos de incendio, por lo que es necesario que la población sea responsable en el uso del agua”, añadió en el mismo sentido la funcionaria.