Indignante: médicos de la provincia del Chaco reanimaban a un paciente entre risas y grabaron el momento

El hecho ocurrió en el Hospital Perrando de la provincia del Chaco.
El hecho ocurrió en el Hospital Perrando de la provincia del Chaco. Foto: Archivos

El hecho ocurrió en el Hospital Perrando de Resistencia. La directora del centro de salud comunicó que identificaron a los involucrados y los separaron del Ministerio de Salud Pública.

En los últimos días se viralizó un indignante video del Hospital Perrando de la provincia del Chaco. Durante la grabación se puede ver que varios médicos del centro de salud estaban reanimando a un paciente mientras se reían a carcajadas.

El paciente recibía reanimación cardiopulmonar en una sala de internación cuando médicos y enfermeros no paraban de reírse. Este hecho indignó a toda la sociedad, que no pudo creer que los profesionales tomen la situación con tanta liviandad al tratarse de la vida de una persona y el video fue repudiado en las redes sociales.

En el clip el paciente aparece intubado, tendido desnudo sobre una camilla, y mientras una enfermera intenta reanimarlo, varios compañeros se reían sin parar. “Los brazos firmes doctora”, dijo uno de los presentes entre risas. “Arriba y abajo”, agregó una mujer.

El video de los médicos del Chaco que indignó a la sociedad

La palabra de la directora del Hospital Perrando

Según Diario Chaco, Nancy Trejo, directora del Hospital Perrando, comunicó que identificaron a los médicos que fueron partícipes del video, les hicieron un sumario y fueron separados del Ministerio de Salud Pública.

Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero se están tomando las medidas pertinentes, correspondientes y necesarias ante este hecho lamentable”, expresó Trejo.

“El acto médico es un conjunto de acciones que recibe el paciente y que tiene como objetivo la recuperación del mismo. En la ética médica y en la normativa vigente se contemplan estos derechos: asistencia, trato digno y respetuoso, intimidad y confidencialidad”, dijo la directora del hospital a través de Facebook.

Por esa razón, “el equipo directivo del Hospital Perrando reprueba y rechaza las imágenes recientemente publicadas en una filmación donde es evidente el espíritu jocoso de los presentes, que, si bien no interfirieron en el acto médico, son hechos que desde ninguna manera se van a pasar por alto”, afirmó la profesional.

Por último, Trejo dijo que “la difusión de imágenes sin consentimiento es una de las violencias más frecuentes en entornos digitales, y se debe colocar la culpabilidad tanto en quien envió y subió a una red como en quien las difundió”.

La declaración de una de las médicas involucradas

En diálogo con el periodista Julio Wajcman, Adriana Mónica Perroni, la médica que aparece en acción en el video declaró: “yo estoy muy dolida con esta situación”. Luego agregó: “tengo 33 años de antigüedad en el hospital, estoy retirándome, soy miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva”.

Perroni afirmó que el Hospital Perrando es “su vida, su segunda casa”, ya que ahí se formaron sus hijos. De todas maneras, expresó que le pareció correcta la decisión que tomó la directora del hospital. “Comparto con la doctora Trejo, fue una falta de respeto al paciente y al acto médico. En el acto médico estábamos involucrados tres médicos, uno hacía masajes cardio, yo hacía ACLS (Soporte Vital Cardiovascular Avanzado) porque creo que soy la única persona acreditada en el hospital y la provincia, he dado charlas de RCP y, por supuesto, estaba involucrada”, expuso.

Sobre el momento que grabaron sus compañeros, la mujer dijo que como estaba abocada al masaje cardíaco, no se enteró que estaba siendo filmada. El trabajo “fue muy estresante” y “el paciente salió del paro en dos ocasiones, a la tercera no lo pudimos sacar”, declaró.

“Nosotros siempre nos vemos muy afectados por lo que pasa con el paciente aunque no se nos note, cada vida que está en nuestras personas lo interpretamos como si fuera la de un hijo”, remarcó la médica.

Por último, Perroni manifestó: “quiero que la gente sepa que ninguna de las personas involucradas en el RCP tuvo nada que ver con la falta de respeto. Es muy grave lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia que estaba esperando que nosotros le dijéramos si había sobrevivido o no, eso es terrible, demuestra falta de humanidad”, concluyó.

Temas Relacionados