El día de ayer, el gobernador de Chaco, Jorge Milton Capitanich, recibió al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, con el objeto de diseñar el Plan Ganadero para aumentar la productividad y oferta de ganado bovino en el norte de Argentina.

En Chaco, el Plan Ganadero tiene por fin alcanzar 3.200.000 cabezas de ganado vacuno para el año 2030, un millón más de las que dispone la provincia hoy. A su vez, está contemplada la necesidad de actualizar la infraestructura y logística, como también la aplicación de tecnología, para lograr así un modelo de exportación frigorífica.

Entre los métodos para alcanzar esta meta se encuentran incrementar las pasturas, el manejo de rodeo, la inseminación artificial, la tecnología aplicada, el mejoramiento del coeficiente de destete y el aumento de kilos por hectáreas.

“Es fundamental tener una estrategia exportadora y de abastecimiento local, que volvamos a tener a la carne como principal protagonista en la canasta alimentaria familiar”, comentó Capitanich.

Entretanto, Basterra indicó que “el norte argentino fue olvidado por el gobierno macrista que era completamente centralista. Alberto Fernández, que se define como el porteño más federal, marca una recuperación de esas políticas que implementó el gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández”.

“Es fundamental promover la producción local cuidando la mesa de cada familia argentina y, paralelamente, promover el ingreso de divisas a partir de la exportación”, finalizó el ministro.

En la reunión estuvieron presentes el ministro de Producción, Industria y Empleo de Chaco, Sebastián Lifton; el subsecretario de Desarrollo de Economía Regionales de Nación, Luis Almirón; el subsecretario de Agricultura, Sebastián Bravo; y el ministro de Producción de Formosa, Raúl Quintana, y el subsecretario de Producción de la misma provincia, Alejandro García.