Una mujer sufrió acoso callejero y fue amenazada de violación en Chaco

La Policía del Chaco demoró al hombre y ahora investigan el caso.
La Policía del Chaco demoró al hombre y ahora investigan el caso. Foto: Archivo

La situación ocurrió en la ciudad de Resistencia cuando una joven iba camino a su trabajo, el acosador se bajó los pantalones para mostrarle sus genitales y le gritó que iba a violarla. Ahora, el hombre fue demorado y la mujer tiene miedo de sufrir consecuencias.

El lunes pasado una mujer de la ciudad de Resistencia, Chaco sufrió acoso callejero cuando iba camino a su lugar de trabajo. Dos días después la situación se repitió con amenaza de agresión y exhibición de las partes íntimas del hombre.

Yuliana Godoy declaró que en sólo dos días vivió la misma situación de acoso en su barrio. Primero fue violencia verbal hasta que el señor empezó a amenazarla con agresiones físicas.

Godoy tiene 25 años, está casada y todos los días va en moto hasta su trabajo en horario comercial. El lunes pasado un hombre salió de su casa con expresiones de connotación sexual cuando la mujer pasaba por la zona.

Al notar que era un señor que vivía cerca de su domicilio, empezó a buscar información para saber quién era. Pudo descubrir que era un hombre de edad avanzada, por lo que pensó en hablar con un familiar para que hagan algo al respecto.

“Como es un hombre mayor, le pregunté a mi abuelo que vive cerca si lo conocía, pero no”, declaró la joven en diálogo con Diario Norte. Después de seguir averiguando, unas vecinas le dijeron que es una persona que tiene conciencia de sus actos y que ya tuvo las mismas acciones con varias de ellas.

El miércoles pasado por la noche, mientras Yuliana esperaba el paso en la vía pública, el hombre la volvió a asustar diciendo que iba a tirarle “algo” con el brazo. Al escuchar esto, Godoy se adelanta un poco para tomar distancia.

El hombre se bajó los pantalones para mostrarle sus genitales y le gritó: “te voy a violar”. Inmediatamente la mujer intentó filmarlo para que el acoso quede registrado, pero el agresor se escondió en su casa.

Otra mujer que pasaba por la zona pudo ver lo que pasaba, entonces se acercó a Godoy para ofrecerle ayuda y llamaron a la policía. Mientras esperaban que llegaran las autoridades, el acosador apagó las luces de su casa y cerró todas las ventanas.

Finalmente, Yuliana hizo la denuncia correspondiente en la comisaría y demoraron al hombre, pero tiene miedo de recibir algún tipo de “venganza” si vuelven a cruzarse. “Me preocupa porque tengo arritmia; cuento esto solo para que otras se cuiden”, aseguró la chica.