La autopsia de Danae Olguín, la nena de seis años que murió en Río Cuarto tras ser hospitalizada, indicó que la causa de su deceso fue un “shock cardiogénico irreversible”. Así lo develó el estudio realizado en el Instituto de Medicina Forense del Poder Judicial, mientras que el parte médico del Hospital de esa ciudad señalaba que había muerto por un “shock séptico”.

No obstante, desde la familia de la pequeña adelantaron que solicitarán una Junta Médica para despejar cualquier duda sobre la interpretación de los resultados. Es que, los padres de Danae creen que no falleció por Covid-19, sino por una infección mal tratada.

“El corazón le dejó de latir por la gran infección que tenía”, sostuvo la madre de la víctima, Karen Baldobino. Por su parte, los abogados defensores de la familia insistieron: “No se relaciona con Covid-19 sino con un cuadro infeccioso grave, un proceso inflamatorio que dio origen a que gran parte de los órganos empiecen a fallar”.

“A la familia se la dieron en una bolsa y no se la dejaron velar porque supuestamente había muerto por Covid-19. Pero lo que nos dicen nuestros especialistas es que el corazón le dejó de funcionar porque le fallaban órganos vitales, porque tuvo una gran infección, gérmenes muy agresivos que habrían generado una fascitis necrotizante en el muslo derecho”, detalló el letrado Zacarías Ramírez Rigo. Y agregó: “Danae trendría que estar viva si esto se hubiera diagnosticado a tiempo”.

Pedido de justicia por parte de la familia

Pido al fiscal que nos ayude y que pague quien le haya hecho eso a mi hija. Es tan doloroso todo esto para nosotros que aun sabiendo la verdad no entendemos como personas que se hacen llamar doctores, profesionales, hayan abandonado de esa manera a mi hija”, solicitó la madre de la nena. Y remarcó: “Sólo el fiscal puede hacer que ellos paguen para que esto no vuelva a pasar más con nadie”.

Distintas versiones de los médicos

Cabe destacar que días atrás, Sergio Bernal Valverde, otro de los abogados de la familia, había denunciado que la madre de la niña recibió distintas respuestas al indagar sobre la causa de su muerte. En primera instancia, le habían dicho “falleció por Covid” y “después otro médico le dijo que era producto del raspón que tenía en la pierna y de alguna bacteria, y otro médico que era un virus intrahospitalario”.

“Este caso está signado por las dudas de una mamá que tiene todas las razones de dudar, porque no fueron claros en su momento con respecto a las causas de la muerte de su hija”, dijo en su momento Bernal Valverde. “Entendemos que el personal de salud está saturado, desbordado. Nuestra intención no es ir en contra éste, pero también hay que entender que acá hay una niña de seis años que ha muerto repentinamente y la mamá merece respuestas a sus dudas”, sentenció.