La Justicia de Río Cuarto emitió una orden de restricción perimetral contra el concejal Pablo Carrizo, luego de una denuncia por presunta violencia, que fue presentada por su ex pareja este fin de semana y que llega a pocos días de haberse confirmado que lo llevarán a juicio por hechos de 2019.

Todo habría sucedido este fin de semana, en la vivienda de la denunciante, a donde el edil del Frente Política Abierta habría intentado ingresar por la fuerza pese a la negativa expresada por su ex y madre de su hija.

Ante esta exposición de la mujer, el fiscal de turno, Fernando Moine, determinó la perimetral de manera preventiva, medida que ordena restricción de contacto y acercamiento al legislador municipal, informó Puntal este viernes.

Seguidamente, esta orden de la fiscalía fue acompañada por el aval del juez de Niñez, Adolescencia y Violencia Familiar y de Género, Mariano Correa, que estableció su vigencia por un plazo de seis meses.

Lo espera la Justicia de Córdoba

Esta restricción llega a los pocos días de confirmarse que Carrizo irá a juicio por una causa en la que se lo imputa como presunto autor del delito de lesiones leves doblemente calificadas por el vínculo y por mediar violencia de género, por hechos denunciados en 2019.

Tras varias apelaciones e impugnaciones de su defensa, finalmente quedó firme el juicio, que será en la ciudad de Córdoba, por orden del Tribunal Superior de Justicia.