Damián Reales, un vendedor ambulante de Caleta Oliva encontró un celular de alta gama en la vía publica y, sin dudar, lo devolvió a sus dueños. Sin embargo, en la publicación compartida en las redes sociales, se ofrecía una recompensa de 50 mil pesos para quien lo encontrara, pero el hombre no recibió el dinero.

Damián Reales vende tortillas, limpia patios y trabaja para seguir pagando su terreno y alquilar en el lugar donde vende sus tortillas, detalla ADNSUR. El hombre encontró el celular el sábado pasado a las siete de la mañana en la vía pública. Pudo comunicarse por Facebook con la madre de la dueña del teléfono para devolverlo. “Entregué el celular porque es lo que corresponde”, dijo.

“Lo único que hice es devolver lo que no es mío, soy trabajador, soy humilde”, dijo en comunicación con el medio La Vanguardia Noticias. Más allá de hacer lo correcto, Reales no fue recompensado con los $50.000 ofrecidos por el celular. La dueña quedó en comunicarse con él, pero no lo hizo.