Los colectiveros lanzaron un nuevo paro de actividades desde este miércoles por la falta de pago del salario de agosto, adeudado por Nación. La medida rige desde este miércoles y es por tiempo indeterminado.

"La UTA Rosario, ante el incumplimiento salarial correspondiente al mes a agosto, declara el estado de alerta y asamblea permanente, aguardando la audiencia nacional, para evaluar las acciones gremiales que se pudieran determinar en el día de la fecha", informó el gremio mediante un comunicado.

El problema, nuevamente, es que Nación incumplió con el envío de fondos que se había comprometido en reiteradas ocasiones en enviar. Se esperaba para esta fecha el pago del 60% del salario de agosto de los choferes, que tal como ocurrió en innumerables ocasiones a lo largo de este año, nunca llegó.

"Nos habían dicho que la semana pasada enviaban una cuota y antes de fin de mes la otra, pero no llegó ninguna", aseveró Sergio Copello, titular del gremio a nivel local. Teniendo en cuenta esta enésima falta a la palabra, y la proximidad de que el mes de septiembre llegue a su fin, y la deuda se incremente, los colectiveros relanzaron el paro.

El mismo se extenderá hasta tanto el Gobierno de Alberto Fernández envíe a los fondos, que en el caso de Rosario ascienden a unos $110 millones. El último paro duró 18 días, y en lo que va del año, los micros no circularon en 75 jornadas.