Las autoridades del Sanatorio Británico de Rosario confirmaron este lunes que Alejandra Rodenas recibió el alta hospitalaria después de la operación a la que se sometió la semana anterior. Si bien evoluciona favorablemente, el Gobierno de Santa Fe quedó en manos del senador provincial Rubén Pirola por el viaje de Omar Perotti en una gira internacional.

Los médicos del nosocomio de Paraguay y Jujuy informaron que la exjueza tuvo una evolución favorable después de la cirugía para una resección del colon. De acuerdo al último parte, la titular de la Cámara alta de la provincia regresó a su casa este sábado y seguirá monitoreada a la espera de su recuperación.

Rodenas tiene 59 años y dejó temporalmente su cargo debido a problemas de salud. Dado que esta licencia coincide con la misión oficial de Perotti, Pirola asumió este lunes a la tarde al frente de la Casa Gris debido a que es el presidente provisional del Senado de Santa Fe, el tercer cargo en línea de sucesión.

La cirugía en el Sanatorio Británico se programó debido a la detección de un pólipo colónico. Intervenida mediante una lamparoscopía, la vicegobernadora superó las primeras horas del posoperatorio y el viernes la derivaron a sala general.

De vuelta en su hogar de la zona oeste de Rosario, Rodenas espera retomar su actividad oficial después del lunes 30 de mayo. La última vez que había pedido licencia fue el año anterior, cuando se presentó como precandidata a senadora nacional en la lista opositora a la de Perotti y perdió las internas del peronismo.