Con el frío, volvieron las viandas calientes solidarias de los ex combatientes de Malvinas en Rosario

Los veteranos retoman el recorrido por las esquinas rosarinas para llevar un plato caliente a personas en situación de calle.

Los ex combatientes hacen trabajo solidario hace más de 20 años
Los ex combatientes hacen trabajo solidario hace más de 20 años Foto: La Capital

Con la llegada del frío nocturno, el centro de ex combatientes de Malvinas retomó su habitual tarea solidaria de entregar raciones de comida caliente para personas en situación de calle o en contextos de vulnerabilidad en Rosario. Este año, la movida adelantó su salida debido a la apremiante situación económica general.

Desde la organización sostienen que este mayo de 2023 se comenzó con 200 viandas, aunque que a medida que el clima se pone más frío la cantidad de platos aumenta y llega a superar las 300 raciones diarias. Las tareas se extienden hasta septiembre, cuando las temperaturas empiezan a ser menos hostiles.

La cosa comienza desde temprano, en un galpón de Cafferata y Avenida del Rosario. Allí, los veteranos se encuentran para pelar papas, picar cebollas y reunirse alrededor de gigantescas ollas hirvientes, con los ingredientes sumamente calculados, ya que nada sobra más allá de la voluntad de ayudar de los ex combatientes.

¿Cuál es el recorrido para repartir las viandas?

Julio Más, uno de los organizadores del operativo que comenzó este martes, contó al programa Telenoche que “año a año se va incrementando la cantidad de gente que se acerca por la realidad económica del país” y explicó que la recorrida empieza en Rioja y avenida Belgrano a las 19, para luego seguir a la plaza Sarmiento y posteriormente a la plaza Montenegro, cerca del centro Fontanarrosa.

Luego de eso, van por todas las esquinas de avenida Pellegrini desde Colón hasta Moreno, paran en la Maternidad Martin y culminan en la Terminal de Ómnibus.

“Lo hacemos gracias a la Municipalidad, que nos da el combustible y los elementos para preparar la comida. Lo hacemos porque nos gusta y para devolverle a la gente todo lo que nos dio”, sostuvo Omar de Benedetto, otro de los integrante del centro que hace más de 20 años se puso la meta de brindar una comida caliente a los más necesitados.