Un sicario de la banda narcocriminal de Los Monos fue condenado hoy a 20 años de prisión por asesinar “por error” a un hombre de 65, al que baleó en la cabeza al disparar contra la vivienda de una pareja con la que mantenía una disputa.

“Maté al abuelo del gordo Alan”, le dijo Lucas “Berraco” Espinoza, de 20 años, a su madre unos segundos después del crimen, en un audio que quedó registrado en su teléfono celular y que fue incorporado al juicio como prueba “irrefutable” de la autoría del asesinato.

Un tribunal conformado por los jueces Mariano Aliau, Facundo Becerra y José Luis Suárez sentenció hoy a Espinoza a 20 años de prisión, siete menos que la pena solicitada por el fiscal del juicio, Patricio Saldutti, en su alegato de clausura.

El crimen que tuvo como víctima a un hombre de 65 años llamado Felipe Schneider ocurrió el 10 de diciembre de 2019 en las calles 24 de Septiembre y Necochea del barrio Las Heras. Según se ventiló en el juicio oral que terminó este viernes, “Berraco” Espinoza disparó desde una motocicleta en movimiento que conducía otra persona -que aún no fue identificada judicialmente- con la intención de balear una vivienda ubicada en la zona.

De acuerdo a su abogado defensor, Leopoldo Monteil, el joven ejerció la “legítima defensa” contra una pareja que planeaba atacarlo en una disputa del narcomenudeo. Sin embargo, los tiros dieron contra la fachada de la casa de Schneider, que se había acercado a una ventana para cerrarla, precisaron voceros del caso.

Una bala -de las diez que disparó el joven- le atravesó la cabeza al hombre de 65 años, que fue llevado por sus familiares al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), en el que murió dos días después.

El defensor de “Berraco”, un joven ligado a la organización criminal Los Monos como presunto tira tiros, explicó durante el juicio que su cliente no tuvo intención de matar a Schneider y que incluso tenía una relación cordial con su nieto, al que menciona en el audio que le envió a la madre.

El tribunal se inclinó por la teoría del caso del fiscal Saldutti, quien acusó a Espinoza por homicidio, portación ilegítima y abuso de arma, aunque le dictó una condena a 20 años de prisión en vez de los 27 que solicitó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).