Condenan por narcotráfico a “Caracú” Albornoz, a quien le mataron un hijo en un triple crimen

Miguel Ángel "Caracú" Albornoz
Miguel Ángel "Caracú" Albornoz Foto: Celina Mutti Lovera

Se trata de Miguel Ángel “Caracú” Albornoz, que además perdió a su nuera y a su nieta en un ataque con sello narco.

La Justicia Federal de Rosario condenó por comercio de estupefacientes a seis años de prisión a Miguel Ángel “Caracú” Albornoz, a quien en febrero de 2020 le mataron un hijo, a su nuera y a su nieta en un triple crimen con sello narco.

La condena a “Caracú” Albornoz (74) fue acordada en un juicio abreviado entre el fiscal federal Fernando Arrigo y la defensa del acusado, quien además deberá pagar una multa de 244.000 pesos.

Por el mismo procedimiento fueron condenados tres hijos de “Caracú”: Gustavo Daniel (4 años y 2 meses); Samanta Solange (3 años y 2 meses) y Soraya Tamara (3 años y 2 meses), por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, pero en grado de partícipes secundarios.

La sentencia también ordenó el decomiso de un automóvil Land Rover y una camioneta Toyota Hilux, así como casi 40.000 pesos que les fueron secuestrados a los condenados al allanarse sus domicilios en abril de 2019.

Albornoz cayó junto a sus hijos durante una serie de allanamientos realizados por Gendarmería Nacional en la zona noroeste de Rosario, donde el hombre con antecedentes por la ley de drogas tenía puntos de venta de estupefacientes.

Personal de dicha fuerza de seguridad secuestró 450 gramos marihuana y 283 de cocaína que estaban fraccionados para la venta al menudeo, según consta en la causa. “Caracú” cumplirá la condena bajo la modalidad de prisión domiciliaria, la misma que tuvo estos años tras ser procesado y dictársele la prisión preventiva.

Sus hijas Samanta y Soraya quedaron en libertad por haber cumplido parte de la condena en prisión preventiva, explicaron voceros del caso. Si bien estuvo vinculado a una causa por drogas en 2013, de la que finalmente resultó absuelto, Albornoz rechazó esos cargos en febrero de 2020 tras el triple crimen en el que fueron asesinados su hijo Nahuel Christopher Albornoz (23), la expareja Florencia Naomi Corvalán (21) y la beba de ambos, Chelsi, de dos años.

Los tres circulaban en moto por Génova y Cabal, en la zona noroeste de Rosario, cuando fueron acribillados a balazos desde un auto. Antes, en 2001, otro de sus ochos hijos fue asesinado en un presunto intento de robo en el que lo apuñalaron.

Entonces, “Caracú” rechazó que el triple asesinato tuviera que ver con su presunta condición de narco. “Me ponen ese nombre Caracú, me ponen como jefe de banda, pero no soy narcotráficante, no tomo, no fumo, no consumo marihuana, no tengo nada que ver”, aseguró entonces.

También dijo que la prisión domiciliaria que cumplía en ese momento obedecía a “una causa armada” y que cuando le allanaron la vivienda no le encontraron estupefacientes.