Continúa en terapia intensiva y en grave estado la beba a la que le dieron dióxido de cloro

Dióxido de cloro
Dióxido de cloro

Fiscalía investiga el caso ya que hay serias dudas de que se haya tratado de algo accidental.

La beba de ocho meses que ingirió dióxido de cloro continúa internada en grave estado en terapia intensiva, mientras la Justicia investiga lo ocurrido. Las autoridades del Hospital de Niños Zona Norte donde se encuentra alojada advirtieron a la población los graves riesgos de consumir esta sustancia que algunos presentan como una (falsa) solución al coronavirus.

//Mirá también: Sigue grave la beba de ocho meses a la que le pusieron dióxido de cloro en la mamadera

Desde el nosocomio informaron que la chiquita ingresó el 24 de mayo, derivada por el Servicio de Guardia Pediátrica del Hospital Escuela Eva Perón, “gravemente enferma, con dificultad respiratoria grave, estridor inspiratorio severo, marcada sialorrea, edema, eritema en labios y lesiones erosivas en toda su orofaringe, como consecuencia de la ingesta accidental de Oxiprol (dióxido de cloro) de pocas horas de evolución”.

Ante semejante cuadro, se procedió a estabilizarla con las medidas terapéuticas correspondientes y apoyo de asistencia mecánica respiratoria. Luego se realizaron estudios de complejidad, que muestran lesiones ulcerativas, eritematosas y con pérdida de sustancia que comprometen faringe, esófago y estomago; compatibles con el daño producido por la ingesta del producto antes mencionado.

Hospital de Niños Zona Norte (Cristian Rodríguez)
Hospital de Niños Zona Norte (Cristian Rodríguez)

“La paciente evoluciona en estado grave, estable, afebril, en plan de extubación (de requerimiento de asistencia respiratoria mecánica). El control evolutivo en la sala de cuidados críticos, proporcionará las medidas necesarias para atender las complicaciones que pudiera presentarse en el día a día”, informa el último parte.

Paralelamente, se dio aviso a Fiscalía de Flagrancia en turno del Ministerio Público de la Acusación y a la Dirección de Niñez de la Provincia de Santa Fe, porque el hecho “podría configurar un acto de vulnerabilidad de la salud integral de la niña”. Si bien la familia de la pequeña dice que le colocaron accidentalmente la sustancia en la mamadera, hay muchas dudas al respecto.

//Mirá también: Gimnasios rosarinos tampoco pagarán impuestos ni alquileres

“Queremos alertar a la opinión publica sobre el riesgo cierto que representa para la salud el consumo de dióxido de cloro o productos relacionados. No se encuentra autorizado por ninguna autoridad sanitaria ni por agencias regulatoria de medicamentos nacionales o internaciones por no demostrar que sea un producto químico seguro ni contar con evidencia científica que demuestran su eficacia para tratar ninguna enfermedad, incluida la COVID-19″, se señala.

“La Organización Panamericana de la Salud (OPS) no recomienda utilizar productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas por vía oral o parenteral en pacientes con sospecha, prevención o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso. Su ingesta, inhalación o uso por vía parenteral puede ocasionar graves efectos a la salud; por lo que recomienda denunciar cualquier promoción que se identifique sobre propiedades curativas de estos productos. Para la Asociación Toxicológica Argentina, la seguridad de las personas es el objetivo principal que debe acompañar a cualquier decisión o intervención en salud”, cierra el comunicado.