El sistema sanitario de Rosario sigue en rojo ya que a pesar de que los contagios de coronavirus se amesetaron en los últimos días, la ocupación de camas críticas sigue siendo del 100% y la cantidad de personas que se acercan a testearse no baja. Por esta razón algunos sanatorios decidieron instalar contenedores externos.

//Mirá también: Pablo Javkin pidió “el último esfuerzo” para la vuelta de las clases en Rosario

El número de testeos por síntomas compatibles de coronavirus o por contacto estrecho siguen siendo altos, al mismo nivel que en el pico de contagios del 2020, según detalla La Capital. Ante este panorama desde el sector privado de la salud readaptan sus espacios para poder atender a todos.

Ese es el caso de los sanatorios Parque y Británico, donde instalaron contenedores para que sean utilizados como consultorios externos COVID-19. “La demanda aumentó significativamente en los últimos meses y de esta manera podemos brindar mejor atención y adecuada a quienes necesitan ser evaluados”, detallaron desde Parque.

//Mirá también: Investigan un tratamiento que logra bajar la mortalidad de pacientes con neumonía en Santa Fe

Los centros de Salud readaptan sus espacios “para aliviar las consultas en guardia porque hay mucha demanda”, explicó Rodrigo Sánchez Almeyra, vicepresidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Rosario.

Al mismo tiempo señaló que “la segunda ola nos encuentra mejor preparados que la primera en cuanto a poder anticiparnos y a los recursos humanos: el año pasado el personal de salud no estaba vacunado, había contagios, aislamientos, momentos en los que teníamos muchísima gente del sector sin poder trabajar, eso no ocurre esta vez”.