La lluvia es constante desde el jueves por la noche y a los destrozos provocados por la caída de árboles se registraron durante la mañana dos accidentes de características inusuales, cuando dos vehículos cayeron a sendos corralitos de Aguas Santafesinas. No hubo víctimas en ninguno de los dos.

En el primero de ellos estuvo involucrada una camioneta que funciona como patrullero policial. El episodio se registró temprano, cerca de las 7, sobre avenida Francia, a la altura de calle San Juan. Más precisamente frente al Colegio del Sol.

El agua que caía hizo que el conductor de la camioneta no notara que había un corralito de Aguas Santafesinas que se encontraba sobre el asfalto. Tras chocar contra la reja de protección y derrumbarla, la parte delantera del vehículo quedó hundida en el agujero.

El segundo caso ocurrió en las cercanías, a muy pocas cuadras, en San Juan y Cafferatta. El chofer de un auto particular también cayó en un pozo de Aguas Provinciales.