Rosario Central volverá a ser local en el clásico rosarino ante Newell’s del próximo certamen, pese a que ya albergó el partido más importante de la ciudad en el primer semestre.

La noticia, difundida por Cadena 3, causó mucha molestia en el club del Parque Independencia, que presentará una queja formal ante la AFA por esta determinación, al sentirse perjudicado por tener que jugar los dos clásicos rosarinos del año en condición de visitante (el primero fue triunfo leproso por 1 a 0).

La razón esgrimida por los organizadores del certamen es que lo que se disputará ahora será la Liga Profesional de Fútbol 2022, que su edición 2021 dispuso que el partido entre Newell’s y Rosario Central se jugara en el Coloso Marcelo Bielsa (terminó en empate 1 a 1).

En cambio lo que se disputó en el primer semestre fue la Copa de la Liga, es decir, otra competición. Lo llamativo, o no tanto teniendo en cuenta la pésima organización del fútbol argentino, es que mientras en la Liga la localía de estos partidos es repartida de forma pareja, en la Copa presuntamente se define por sorteo.

Y curiosamente las dos veces que los equipos rosarinos se enfrentaron por esta Copa la “suerte” quiso que se jugara en cancha de Rosario Central.