Uno de los siete audios que un joven asesinado envió mientras agonizaba tras recibir diez balazos no dejó lugar a dudas: “Me mandó a matar ‘Lucho’ Cantero, denúncienlo”, había manifestado Damián Gastón Gómez, de 24 años, con antecedentes por drogas y quien por algún tiempo vendió estupefacientes para la facción del hijo de Claudio “Pájaro” Cantero, el asesinado ex líder de Los Monos.

La referencia de la víctima fue a Uriel Luciano Cantero, de 18 años, quien este viernes fue imputado por el fiscal de Homicidios Dolosos, Gastón Ávila, como presunto instigador del crimen de Gómez. Tras escuchar los argumentos del representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), el juez Héctor Núñez Cartelle dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley -dos años-, entendiendo la gravedad del hecho y el peso del acusado.

Lucho Cantero será imputado por homicidio de tenencia de un arsenal Foto: Archivo

El crimen del que se lo acusa como instigador tuvo lugar el pasado 21 de junio último, cuando Gómez circulaba en su automóvil y fue interceptado por sicarios que lo ejecutaron con múltiples disparos. Previo a la audiencia, el fiscal Ávila comentó en una rueda de prensa que la relación de “Lucho” Cantero y Gómez se quebró en marzo del 2021, cuando este último fue detenido.

Respecto al motivo del quiebre del vínculo, el fiscal explicó que aún se desconoce si se produjo por pérdida de estupefacientes o por la deuda generada por esa pérdida. “Fue amenazado directamente por (Luciano) Cantero y le balearon la casa. Ahí decidió irse del barrio. En junio se dio el desenlace fatal, cuando le efectúan más de diez disparos calibre 9 milímetros”, aseguró el funcionario judicial.

Allanaron la casa de "Lucho" Cantero, hijo del exjefe de "Los Monos" y otros domicilios en Rosario. En la vivienda del joven secuestraron gran cantidad de armas de fuego y municiones. Foto: @radio2rosario

El representante del Ministerio Público explicó que “lo relevante de la evidencia que tiene la fiscalía es que la víctima antes de subirse a ese auto dice a su vínculo íntimo de que ‘Lucho’ lo estaba buscando para matarlo”. Luego, mientras agonizaba y era trasladado al hospital, envió siete audios de WhatsApp, donde manifiesta: “Me mandó a matar Lucho, denúncienlo, denúncienlo”.

Respecto a el o los autores materiales, Ávila dijo que “alrededor de esta persona hay muchos jóvenes que se muestran con armas de fuego en hechos de actividad criminal, hay personas que están sindicadas en la investigación y que pueden ser los posibles autores pero todavía no se los ha identificado con la evidencia suficiente”.

En tanto, se espera que el sábado el joven Cantero sea acusado como la cabeza de una banda dedicada a balaceras y extorsiones, una modalidad de delito que creció ampliamente en Rosario durante los últimos meses. Cabe recordar que había sido detenido el martes pasado, cuando la Policía allanó su vivienda en el barrio 17 de Agosto, y le secuestró 25 armas de fuego y una gran cantidad de municiones.