Después de un fin de semana fresco, la temperatura subió en Rosario pero también empeoró el tiempo y el panorama no es alentador para los próximos días. Este martes comenzó con lluvias y emitieron un alerta amarilla por tormentas durante el miércoles.

A diferencia de lo que ocurrió entre el sábado y el domingo, la ciudad amaneció con casi 19 ° y humedad altísima, aunque también había buena visibilidad. Para la tarde se anunció una máxima de 24 grados con cielo nublado hasta el final de la jornada.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el miércoles hay alta probabilidad de tormentas aisladas en Rosario a la mañana. Después se espera que se registren nuevas lluvias y fenómenos fuertes de manera aislada, incluso con chaparrones el jueves a la madrugada.

El viernes se mantienen algunas chances de precipitaciones sobre la ciudad. A su vez, el pronóstico también anticipa un descenso de la mínima como antesala de una mejora del tiempo en la ciudad.

Frente a las lluvias que se vienen en lo inmediato, Rosario promete un fin de semana soleado sin lluvias a la vista. Entre el sábado y el domingo se esperan máximas de hasta 28 grados, más cerca de la primera que del otoño que recién empezó.