Parece que Marco Ruben no es la única baja sensible en Rosario Central después de la mala campaña en la Copa de la Liga Profesional 2022. Finalizado el campeonato, Emiliano Vecchio asoma entre los jugadores canallas que pueden irse del club de acuerdo a lo que pretende el entrenador Leandro Somoza para el próximo torneo.

El futbolista de 33 años publicó una foto en Instagram para recordar sus buenos tiempos en cancha junto a Ruben. Foto: @emivecchio10

El nombre del mediocampista de 33 años es el más importante en la lista de futbolistas prescindibles para afrontar el segundo semestre. La nómina trascendió antes de la reunión programada este domingo entre el director técnico auriazul y mánager Raúl Gordillo.

Después del triunfo por penales ante Sol de Mayo en el debut por Copa Argentina, Rosario Central deberá mejorar su performance en el próximo torneo de Primera División. Cerrada la fase inicial del actual, terminó en el último puesto del grupo B.

Desde que Somoza llegó al club, Vecchio sólo jugó dos partidos. Primero fue titular en el estreno del entrenador con derrota ante Tigre. Más recientemente, ingresó en el segundo tiempo y la Academia perdió con Huracán. Ambos encuentros se disputaron fuera del Gigante de Arroyito.

En más de una oportunidad, el ex Colo Colo quedó afuera de la lista de concentrados, incluyendo la despedida de Ruben. A través de su cuenta de Instagram, este sábado publicó un mensaje con sabor a despedida junto al goleador histórico. “¡Qué bien que la pasamos, animal!”, escribió sobre la foto en la que saluda al delantero con un beso en la cabeza.

¿Quiénes son los jugadores que pueden irse de Central en 2022?

El nombre de Vecchio es el más importante en la lista de jugadores que no serán tenidos en cuenta en Rosario Central, pero no es el único. Otro veterano prescindible es Milton Caraglio, que volvió al club de sus amores hace menos de un año y tuvo muy poco rodaje.

Por otra parte, el borrador de la nómina de Somoza incluye al lateral derecho Fernando Torrent, el marcador central Ricardo Garay y el mediocampista Martín Rabuñal. El plan de los directivos es “rescindir algunos contratos y armar un plantel nuevo”, según fuentes consultadas por Télam.