Dos días después del asesinato de Celia Acosta, este lunes se llevaron a cabo marchas en Casilda y Carcarañá para exigir justicia por el femicidio. En la primera ciudad, familiares y amigos de la víctima apuntaron contra la expareja como autor del crimen en el departamento San Lorenzo.

Uno de los hermanos de la joven recordó que la muchacha de 29 años ya había denunciado al sospechoso por violencia de género. “Nunca le dieron el botón de pánico porque este hombre la seguía acosando y pegando”, explicó durante una de las movilizaciones que se llevó a cabo a última hora de la tarde.

En Carcarañá, la marcha llegó hasta la puerta de la Comisaría 3° y se registraron algunos incidentes. El colectivo feminista local repudió las “actitudes y hechos violentos” que se dieron en el marco de la protesta.

“Estamos cansadas de la inercia de las autoridades”, planteó la agrupación que encabezó la manifestación. A través de un comunicado publicado en redes sociales, denunciaron la “inoperancia” de la policía del departamento San Lorenzo, pidieron más personal y exigieron “eficacia y perspectiva de género” ante las denuncias vinculadas a la problemática.

Durante la marcha en Casilda, Cristian Acosta recordó que la última denuncia de su hermana ingresó el 21 de diciembre. En cuanto a la investigación, subrayó que en la vivienda de Río Colorado al 1000 no encontraron el celular de Celia. Mientras tanto, esperan que las fuerzas de seguridad provinciales detengan a Martín J. por el caso.